Primer corazón artificial completo

Empresas

Investigadores de la empresa francesa CARMAT, han desarrollado el primer corazón artificial completo y autónomo, totalmente preparado para su implantación en humanos, que llega con esperanzas renovadas a miles de pacientes. El ingenio incorpora tecnología de vanguardia como sensores electrónicos que se utilizan en el guiado de misiles.

CARMAT es una compañía de biotecnología médica financiada por capital riesgo, el estado francés y la corporación europea aeroespacial EADS. Ha sido fundada y es dirigida por uno de los principales especialistas mundiales en válvulas artificiales, el prestigioso cirujano cardiovascular Alain Carpentier.

30 años han pasado desde el primer trasplante y 15 le ha llevado a Carpentier perfeccionar el diseño y solucionar los problemas con distintos prototipos que hasta ahora han fracasado en el intento de implantar un corazón artificial completo.

El órgano artificial tiene el mismo tamaño que uno real y está cubierto de un material tratado especialmente para evitar el rechazo y la coagulación. Fabricado con una mezcla de tejido animal y titanio, y gracias a sensores electrónicos, responderá instantáneamente a los cambios en la presión y flujo sanguíneo y se adaptará automáticamente al ritmo que debe latir.

Se espera que las autoridades francesas den vía libre a las pruebas clínicas. Si son exitosas, el primer corazón artificial completo podrá comercializarse universalmente en tres años, salvando la vida a pacientes con ataques masivos o a los que no encuentran un corazón humano para trasplantar.

El corazón artificial no será barato por la tecnología empleada y material utilizado, estimándose en un coste inicial de 200.000 dólares. Según Carpentier, el paciente con este tipo de trasplante podrá “hacer de todo menos correr una maratón”.

vINQulos
BBC

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor