El voto por Internet será una realidad el próximo domingo

Empresas

Estonia será el primer país del mundo en organizar unas elecciones
legislativas a través de la Red.

Este domingo, los estonios podrán votar desde sus casas en lugar de tener que
acudir a las oficinas electorales y luchar contra el frío y la nieve; ya que el
país báltico será el primero en organizar unos comicios por Internet gracias a
la autorización de los votantes a enviar su papeleta de voto por vía
electrónica.

Cada elector precisará de un carnet de identidad electrónico, disponible por
unos seis euros, que deberá introducir en un lector. Esta firma es indispensable
para confirmar la elección.

No obstante, este es un método que ha recibido críticas de aquellos que creen
que los votantes pueden estar manipulados, influenciados o incluso presionados
en sus casas o lugares de trabajo a la hora de emitir el voto. Por eso, la ley
autoriza a los electores a acudir el domingo a las urnas por el sistema
tradicional para rectificar su elección si así lo desean.

“La posibilidad de modificar el voto electrónico debería disuadir a los que
estén tentados de influir sobre los votantes por Internet”, afirma Ulle Madise,
miembro de la comisión electoral nacional.

La Organización para la Seguridad
y la Cooperación en Europa
(OSCE), que vela por el buen desarrollo de las
elecciones en Europa, no confía mucho en los medios de vigilancia de este nuevo
tipo de escrutinio.

“Debemos determinar si las medidas de transparencia son suficientes para
garantizar la imparcialidad. Surgen también preguntas sobre la seguridad del
voto electrónico, pero no queremos entrar en el sistema, porque haría falta
tener competencias técnicas muy especiales”, ha comentado desde Tallín un
responsable de la organización a la agenia
France Presse.

Frente a la postura incrédula de la OSCE, organizaciones no gubernamentales
como e-Governance Academy considera que los
estonios no tienen razón para desconfiar del voto en línea, ya que no lo hacen
en otras cuestiones como las transferencias bancarias o la declaración de
impuestos por Internet.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor