Primera sentencia de cárcel para un spammer

Cloud

Jeremy  Jaynes, uno de los miembros de la célebre lista Spamhaus con los 10 spammers más productivos actualmente, ha sido condenado a 9 años de prisión por enviar millones de mensajes de spam durante dos meses de 2003.

Es la primera condena que se produce en EE.UU. por cargos de spam, y sienta un precedente importantísimo que podría suponer al fin una barrera para luchar contra esta plaga que afecta a todos los internautas a diario.

Jaynes fue arrestado en 2003, pero hasta ahora no ha habido una sentencia definitiva para un claro caso de spam que se demostró con la evidencia de 53.000 mensajes de spam que mandó Jaynes durante tres días de julio de 2003. No obstante sólo era una pequeña muestra: se estima que este spammer mandó del orden de 10 millones de mensajes de spam diarios entre julio y agosto de aquel año.

La defensa trató de alegar que estaba en su derecho de mandar los emails de forma anónima, un derecho legal llamado ‘anonymous speech’ en aquel país, pero la corte denegó tal posibilidad, porque lo cierto es que Jaynes había usado cuentas falsas de correo, algo que sí que va contra la ley.

Se lo tiene merecido.

vINQulos

Ars Technica

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor