Primeras fotos del iPhone 6S: casi idéntico por fuera, muchos cambios por dentro

InnovaciónInvestigación y Desarrollo
0 0 1 comentario

Ya podemos mostrarte las que se anuncian como primeras fotografías del chasis del futuro smartphone de Apple que aparecerá este otoño. Siguiendo la nomenclatura de la casa, y dado que el factor forma no evoluciona lo suficiente como para saltar al número 7, todo indica que se trataría del iPhone 6S en el que si bien por fuera no aparecen grandes cambios en el interior sí que puede adivinarse un cambio más importante debido a las diferencias en cuanto a la propia estructura interna, adaptada a una nueva ubicación de los componantes.

En otoño de 2015 todo parece indicar que no habrá grandes sorpresas en Cupertino y tendremos un nuevo repertorio de smartphones con logotipo de la manzana mordida que responderán con toda probabilidad a las denominaciones de iPhone 6S y iPhone 6S Plus.

Los rumores de los últimos días, algunos de los cuales ya te hemos dado a conocer aquí en The Inquirer como el que tiene que ver con el posible inicio de la fabricación de la nueva generación de iPhone, se verían ahora acompañados por lo que se afirma que sería la carcasa del iPhone 6S.

Lo primero que llama la atención es que se mantiene el mismo aspecto que la actual generación de iPhone pero en el interior sí parece previsible que haya cambios importantes debido a las notables modificaciones con respecto a los modelos actuales, lo que indicaría nuevos componentes que llevarían más allá la habitual mejora que Apple imprime en estos casos a sus terminales, de los que respeta el exterior y por dentro apenas mejora procesador o lente.

La prestación estrella del iPhone 6S será sin duda la pantalla dotada de tecnología Force Touch, capaz de discriminar entre diferentes grados de presión, y esta podría ser una de las razones para las modificaciones interiores, al ser la pantalla un elemento esencial del propio teléfono y asumir un salto tecnológico tan importante que realmente establecería un relevo generacional incluso superior al que tuvo lugar con iOS 7.

El hecho de que la pantalla permita discriminar entre distintos tipos de presión puede permitir a las apps ofrecer nuevas prestaciones que, unidos a una nueva generación de procesadores y la apuesta definitiva por los 64 bits, podría hacer que iOS 9 supusiera un antes y un después en los dispositivos móviles de Apple. Y esto llevaría aparejada otra serie de modificaciones en los componentes y también en la nueva placa base del iPhone 6S.

9to5mac_6s8

En la completa galería fotográfica a la que podéis acceder mediante el enlace que ofrecemos al final de este texto puede apreciarse que exteriormente no hay grandes diferencias, las dimensiones parecen idénticas, así como la posición de los botones, el conector Lightning, las ranuras de los altavoces… por cierto, la parte trasera de la carcasa confirmaría que el iPhone 6S no dispondrá de lente dual.

Esa parte trasera que aún mostraría las líneas correspondientes a la antena, pero que podría cambiar en próximas generaciones dado que Apple ha desarrollado una tecnología que permitiría disimular la antena mediante una apariencia de metal anodizado, aunque esto ya, de llegar, sería en 2016 con el iPhone 7.

vINQulo

9to5Mac

 

 

 

 

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor