Primeros transistores 3D de Intel: más velocidad, menos consumo

InnovaciónPCProveedor de ServiciosProyectosWorkspace
0 0 2 comentarios

Se han acabado las dos dimensiones, la compañía de los chips fabricará a partir de ahora unidades de procesamiento tridimensionales a nivel nanométrico para dispositivos digitales. Esta revolucionaria tecnología, de nombre Tri-Gates, fue divulgada por primera vez en 2002 y se estrenará con Ivy Bridge.

Tras una década de investigación y desarrollo, Intel y su tecnología Tri-Gate añaden una nueva dimensión a los transistores microscópicos utilizados en procesadores de TI. Desde grandes unidades principales hasta minúsculos sensores embebidos cambiarán las unidades de procesamiento planas por una tecnología en tres dimensiones que fue dada a conocer por primera vez en 2002 y que se empezará a fabricar este mismo año.

fsdvg
El nuevo Tri-Gate 3D de 22 nm consume un 50% menos que los transistores planos de 32 nm, y es un 37% más eficiente

Los nuevos transitores, más pequeños que los actuales, permitirán a los microprocesadores funcionar a menor voltaje con pérdidas mínimas, proporcionando una combinación de rendimiento mejorado y eficiencia energética nunca antes vista en la industria, según ha explicado Mark Bohr, director de procesos de fabricación e integración de Intel. Además, los diseñadores tendrán flexibilidad para elegir transistores de baja potencia o de alto rendimiento, dependiendo de la aplicación, ya que “los Tri-Gates son muy competentes en ambos”, asegura Rohr.

Los nuevos chips Ivy Bridge de Intel serán los encargados de estrenar los transistores Tri-Gate en 3D de 22 nm, que ofrecen hasta un 37% más de rendimiento en baja tensión en comparación con los actuales transistores planos de 32 nm. Este aumento significativo indica que son ideales para su uso en pequeños dispositivos portátiles, que utilizan menos energía para “encender y apagar, apagar y encender”, comenta Bohr. También consumen un 50% menos en la misma situación de rendimiento en carga baja y son más baratos en relación a prestaciones, ya que el coste de producción sólo aumentaría entre un 2 y un 3%.

Las plantas de fabricación de Intel empezarán a funcionar a todo gas a finales de año para producir la nueva tecnología de 22 nanómetros, momento en que los diseños planos serán desechados por completo. No hay información sobre cómo o cuándo va a ser comercializada o integrada en las líneas de productos existentes.

Lo que sí es probable es que este adelanto cambie la forma de hacer negocios en el área de los procesadores de TI, ya que pone en jaque a AMD y sus combos de bajo consumo como Fusion. Si bien AMD todavía posee el liderazgo en gráficos, este impulso en la eficiencia por parte de Intel podría hacer peligrar su reinado en el terreno de los “todo en uno” y los portátiles ultrafinos.

A continuación un vídeo demostración sobre los nuevos transistores tridimensionales Tri-Gate:

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor