La privacidad como ventaja competitiva

EmpresasSeguridad

Ask.com inaugura un servicio mediante el que se puede eliminar parcialmente el ‘rastro’ que deja el usuario al realizar una búsqueda.

La privacidad comienza a ser un bien escaso, y por tanto preciado, en Internet. Compañías punteras como Google o Facebook se encuentran en el ojo del huracán de la opinión pública tras conocerse prácticas poco éticas que llevan a cabo con la información de los usuarios, que ven cómo se asienta un sentimiento generalizado de desconfianza hacia la Red.
Y, asimismo, hay compañías que ven una oportunidad de negocio en este aspecto. Como Ask.com, cuarto motor de búsqueda en Estados Unidos tras Google, Yahoo y Microsoft, que va a permitir a sus usuarios realizar búsquedas de una forma más privada a cambio de dinero. Ésa es su estrategia para diferenciarse de la oferta de la competencia y crear un valor añadido de marca.
Con un solo click, el usuario activará la aplicación AskEraser, mediante la que la compañía afirma se borrará toda la información que hasta ahora conservaba y que permitía conocer qué buscabas para decírselo a los anunciantes.
“Se trata de un paso adelante; es la primera vez que una gran compañía proporciona opciones individuales tan transparentes”, ha señalado a The New York Times el director del Centro para la Democracia y la Tecnología, Ari Schwartz.
Pero no es oro todo lo que reluce, y los datos recogidos de las búsquedas de los usuarios no desaparecerán por completo, y gracias a un acuerdo entre ambas compañías, Ask.com continuará proporcionando información a Google a cambio de publicidad.
Doug Leed, directivo de la firma estadounidense, afirma al respecto que AskEraser no puede garantizar el anonimato, pero que va a incrementar la protección de sus usuarios.
Los analistas del mercado no creen que esta medida se convierta en una ventaja competitiva que lance al estrellato a la compañía, y esgrimen que pese a que tres de cada cuatro ciudadanos de los Estados Unidos se muestren preocupados acerca de la privacidad de sus datos en Internet, esto no resulta suficiente para cambiar sus hábitos en la Red.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor