Caen los precios de las telecomunicaciones

OperadoresRedes

Pese a la tendencia general a la baja, España es el país donde más se
encareció el precio de las llamadas locales, y experimentó un aumento del 7,5%
del coste de las internacionales. Sólo las nacionales caen.

El precio de las comunicaciones locales, nacionales e internacionales
continúa a la baja, según un estudio llevado a cabo por
NUS Consulting en 14 países de todo
el mundo.

Entre los motivos, la consultora alega la presión de la competencia y de los
reguladores, así como el surgimiento de la telefonía sobre IP.

En cualquier caso, el informe también pone de manifiesto algunas excepciones
notables, como el aumento del precio de las llamadas locales en España y
Dinamarca, país donde también se han encarecido las llamadas nacionales, al
igual que en Estados Unidos.

Por categorías, el estudio muestra que la caída del precio de las llamadas
locales en 2006 no fue tan fuerte como en 2005, observándose grandes diferencias
en función del país. Así, si bien en Reino Unido el coste de estas llamadas se
redujo un 18%, en Italia sólo se abarató un 4,1%, con valores intermedios en
otros países como Alemania (14,3%), Suecia (11,3%) o Australia (8,7%).

Por su parte, en España, las tarifas aumentaron un llamativo
35,4% en relación con las cifras del año anterior. Otros países que registraron
alzas, aunque más moderadas, fueron Dinamarca (13,2%), Finlandia (6%) y Estados
Unidos (5,9%).

En cualquier caso, Bélgica sigue siendo el país donde las llamadas locales
son más caras, comunicaciones que siguen siendo gratuitas en Canadá.

Por lo que respecta a las llamadas nacionales, el estudio
subraya una bajada de los precios por cuarto año consecutivo, con unos
porcentajes comprendidos entre el 3%para el caso de España y el 19,2% de
Australia.

Dinamarca y Estados Unidos siguen siendo una excepción a este
respecto, ya que vuelven a registrar un aumento de estos precios (del 13,2% y el
19,2% respectivamente), por lo que se mantienen como los países donde los costes
de llamadas nacionales son más caros, ascendiendo a 0,288 euros por tres
minutos.

En el polo opuesto se encuentra Suecia, que conserva el último
puesto en la clasificación, con llamadas cada vez más baratas, alcanzando los
0,061 euros por tres minutos.

Las llamadas internacionales se estabilizan

Finalmente, las llamadas internacionales, que experimentaron un
encarecimiento en 2005, vuelven a estabilizarse en 2006. En este periodo, tres
países registraron un alza de sus tarifas, encabezados por Francia (18,35)
seguida de España y Bélgica, con un 7,5 y un 4,4% respectivamente.

Australia, por su parte, registra una caída espectacular (29,4%), aunque es
Sudáfrica la que ofreció la mayor reducción de sus tarifas internacionales, con
un 29,7%.

En este sentido, el país más caro es Estados Unidos, donde tres
minutos de conversación valen 0,574 euros, mientras que en Alemania, el país con
tarifas internacionales más baratas, sólo cuestan 0,098 euros.

De hecho, Alemania es uno de los países con los precios de telecomunicaciones
más bajos de todo el mundo, en todas las categorías.

Por lo que respecta a la telefonía móvil, el estudio observa
alzas espectaculares en dos estados: Países Bajos (40,3%) y Australia (35,3%).

Aquí, como en el caso de las llamadas internacionales, las
tarifas son muy dispares en función del país, ya que tres minutos de
conversación móvil cuestan 0,583 euros en Reino Unido, mientras que en Estados
Unidos el precio es de 0,129 euros.

Paralelamente, para el caso de las tarifas empresariales, el
coste varía de 1.061,12 euros en Reino Unido a 83,19 euros en el caso de
Alemania, por lo que este país se configura como el más barato, con una caída de
sus tarifas del 44,4%. Al contrario, Estados Unidos sufre un alza del 8%.

Fuente
original

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor