Probada la participación de altos cargos de Toshiba en la manipulación de las cuentas

Gestión Empresarial

El comité independiente que investiga el escándalo encuentra pruebas de que el CEO de la compañía, Hisao Tanaka, y otros directivos, supervisaban prácticas irregulares.

No son buenos tiempos para el gigante japonés desde que el pasado marzo reconociese que habían manipulado sus resultados financieros. El comité independiente que se encarga de investigar el escándalo ha encontrado pruebas de que ejecutivos de la compañía conocían y participaban en estas irregularidades.

La información se ha conocido a través de una persona directamente involucrada, que ha confirmado a la agencia Reuters la naturaleza corporativa de los excesos. Según estos nuevos datos, los directivos de la compañía implicados serían el actual presidente Hisao Tanaka, y los dos que le precedieron en el cargo, Norio Sasaki, que ahora es vicepresidente, y Atsutoshi Nishida, quien continúa ocupando un importante puesto como asesor en Toshiba.

Estos altos cargos recibían informes de los encargados en los que se especificaba cómo se evitaba detallar las pérdidas en los libros de cuentas o se minimizaba. Los mismos directivos presionaban en encuentros personales y a través de correos electrónicos a las divisiones de la empresa para que se ajustasen a los objetivos de presupuesto, complicando aún más las irregularidades en la contabilidad.

La información se conoce apenas unos días después de que se filtrase que el presidente de Toshiba, Hisao Tanaka, podría renunciar en septiembre. La compañía continúa sin querer hacer declaraciones. Siguen a la espera de que el grupo encargado de la investigación entregue el lunes su informe definitivo, que previsiblemente harán público el próximo martes.

El grupo japonés podría aceptar 3.000 millones de dólares de penalización por los seis años que, se calcula, duraron las prácticas financieras ilegales.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor