Procesadores Core i7 falsificados

Empresas

Newegg ha sido el descubridor de la partida de procesadores Core i7-920 falsos. Estaban en su inventario y alguno de ellos fue enviado a clientes. En lugar de llegar una unidad funcional recibían una unidad falsa que físicamente podría dar el pego de manera muy superficial.

La partida de 300 procesadores ha sido excusada por parte de Newegg como “uno de nuestros socios había enviado por error un pequeño número de cajas de demostración y no las unidades funcionales. Nuestro equipo del servicio al cliente ya ha comenzado a contactar con los clientes afectados“.

Cada caja contenía un disipador de arcilla, y el “microprocesador” no era más que una pletina de metal que llegaba acompañada de unas instrucciones, sello falsificado y hasta errores ortográfico/gramaticales en la caja.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor