Prohíben Uber en India tras presunta violación por parte de un conductor

Seguridad

Por si eran pocas las dificultades y la polémica que suele envolver al cada vez más popular servicio ahora se une la acusación a uno de sus conductores de haber violado a una pasajera en India. La reacción, quizá algo desproporcionada, no se ha hecho esperar, prohibiéndose que Uber continúe prestando servicios en dicho país.

Tan fuera de lugar quizá como prohibir los carpinteros porque uno dio un martillazo en la cabeza a un cliente, pero en India han sido tremendamente expeditivos al prohibir Uber tras haber sido acusado uno de sus conductores de haber cometido presuntamente una violación a una de sus pasajeras.

Hace años que precisamente son tristemente habituales en India los delitos sexuales, lo que ha motivado una dura respuesta gubernamental a los delitos de esta naturaleza, aunque quizá en esta ocasión se ha llevado al extremo un tanto absurdo de criminalizar a todo un colectivo por la actuación de uno solo de sus miembros.

Es lo que ha sucedido en Nueva Delhi, al prohibir las autoridades en toda la provincia el funcionamiento de Uber después de que una pasajera de este servicio denunciase haber sido objeto de una violación por parte Dell conductor de un vehículo adscrito a este servicio.

El acusado ya ha sido puesto a disposición judicial y se ha sabido que hace tres años ya fue condenado por otro delito de índole sexual, aunque sus antecedentes penales no le han impedido acceder a su puesto de conductor para Uber. Las autoridades indias están considerando llevar más allá su particular cruzada contra Uber, empresa a la que podrían acusar de no efectuar la debida instigación sobre los antecedentes penales de sus conductores.

Desde Uber han manifestado su pesar por el incidente y se han mostrado dispuestos a apoyar a la víctima, llevar al acusado ante la Justicia y evitar que vuelva a suceder algo similar estableciendo protocolos para consultar los antecedentes penales de sus conductores así como avanzar en la colaboración con los grupos que están trabajando en pos de la seguridad de las mujeres en el país, donde por desgracia son frecuentes los asaltos sexuales.

Según la agredida, tras ser recogida por el vehículo de Uber para que la llevase a casa durante el trayecto se durmió y cuando despertó encontró que el coche se había detenido en un lugar apartado donde el conductor consumó la agresión.

vINQulo

Deccan Chronicle

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor