Prohibida la venta del HTC One Mini en Reino Unido

Empresas

La compañía taiwanesa debe asumir esta decisión judicial al infringir patentes de Nokia.

HTC tendrá que dejar de vender su teléfono inteligente One Mini en Gran Bretaña a partir del 6 de diciembre tras la sentencia de un tribunal británico que ha encontrado culpable a la compañía taiwanesa de haber infringido patentes de Nokia.

La orden impedirá que HTC siga vulnerando una patente europea en poder del fabricante finlandés relacionada con microchips de teléfonos móviles, como recoge Reuters.

El fabricante ha declarado que apelará el fallo. “Mientras tanto estamos trabajando con nuestros proveedores de chips para buscar soluciones alternativas“, ha informado HTC en un comunicado.

En octubre el juez dictaminó que el teléfono HTC One también contenía estos microchips, pero se ha concedido una moratoria a este modelo hasta conocerse las conclusiones de la apelación.

El objetivo es que la empresa taiwanesa pueda seguir vendiendo su buque insignia, HTC One, ya que la prohibición podría causar “daños considerables” a las empresas que distribuyen los dispositivos de HTC en el Reino Unido.

Según los analistas del mercado, en estos momentos Europa representa alrededor del 20% de las ventas totales de HTC. La prohibición del HTC One Mini tendrá un impacto limitado en las ventas del fabricante, ya que no se trata de un dispositivo estrella.

Las acciones de HTC han caído un 3,6% tras conocerse la sentencia.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor