PS4 aún domina el mercado de consolas, pero Xbox One no da la batalla por perdida

ComponentesWorkspace

Es un campo de batalla con unos contendientes limitados en número pero aguerridos en su planteamientos. El representante japonés ha conseguido liderar la pugna por un amplio margen pero desde Estados Unidos de América no se da la batalla por perdida.

El lanzamiento de la consola Xbox One fue todo un cúmulo de desaciertos por parte de Microsoft, lo que no hizo sino consolidar la posición de ventaja de la que ya partía la oponente PlayStation4 de Sony. Dos años ha costado corregir algunos de esos errores iniciales y a pesar de que la brecha entre ambas consolas en cuanto a cuota de mercado es demasiado amplia lo cierto es que en Microsoft han conseguido enderezar la marcha de sus ventas.

En el tercer trimestre de 2015 en Sony lograron vender cuatro millones de PS4 mientras que en Microsoft consiguieron llegar a vender 1,85 millones de Xbox One, quedando muy atrás como es habitual, Nintendo con apenas 720.000 unidades de su Wii U vendidas.

En el cómputo total de cada modelo no obstante las diferencias no son tan notables. Nintendo ya ha vendido 10 millones de Wii U, Microsoft 16 millones de Xbox One y Sony ha superado los 29 millones de PS4.

Las perspectivas mejoran para Xbox al estar compitiendo en el mismo rango de precio que PS4 y especialmente por contar con nuevos juegos exclusivos (como las últimas entregas de “Halo” o “Tomb Raider”), a diferencia de PS4 que no parece contar con novedades exclusivas tan relevantes para la temporada navideña, teniendo que esperar a 2016 para que lleguen los nuevos “Uncharted 4” o “Street Fighter V”.

Por si esto fuera poco en una semana Xbox One recibirá una importante actualización de sus sistema operativo, fuertemente integrado con Windows 1o, algo que debería mejorar sustancialmente su funcionamiento, modo de uso y sensaciones a la hora de jugar, por no hablar de la posibilidad de ejecutar apps de Windows 10 en la consola, algo enmarcado en la iniciativa de Microsoft de unificar su sistema operativo para todo tipo de plataformas y dispositivos, algo contra lo que Sony no puede competir.

El primer combate se jugará el último viernes de noviembre… el famoso Black Friday con las masivas ventas que dan comienzo a la temporada de compras navideñas.

vINQulo

Ars Technica

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor