Zapatero: “El Gobierno no va a cerrar ninguna web”. ¿González-Sinde quemada?

Cloud
0 0 24 comentarios

Rebelión en la Red, capítulo 2. Zapatero ordenó; González-Sinde ejecutó y ante el escándalo montado gracias a la increíble reacción de los internautas, el presidente del Gobierno se presentó como el salvador de la Red, quemando de paso a la titular de Cultura. Apostillando el recule gubernamental, la Vicepresidenta primera y el Ministro de Justicia aseguran que el cierre de webs debe contar con autorización judicial y desde un cabreadísimo grupo socialista en el congreso dicen que “no sabíamos nada de la reforma porque Cultura no informó”. No parece que los internautas se crean nada ante tanto bandazo, más tras la reunión con González-Sinde, por lo que se están convocando distintas manifestaciones en la Red contra la normativa.

La impresionante -y nunca vista- respuesta de la Red, confirmada por las decenas de miles de blogs y web que han suscrito el manifiesto contra el proyecto de Ley que permitiría el cierre de portales sin autorización judicial y el corte del servicio de Internet a los usuarios, ha obligado al Presidente del Gobierno a salir a dar la cara.

“No se va a cerrar nada” en Internet, “ninguna página web, ni ningún ‘blog”. “Si se ha interpretado del anteproyecto (de ley de Economía Sostenible) alguna posibilidad de cerrar alguno de los espacios de los sitios que está en la red, ya digo que no bajo ningún concepto”. “Siempre va a prevalecer la libertad de expresión”, aseguró Zapatero en rueda de prensa.

Apostillando lo anterior la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha insistido en que “siempre ha habido control judicial y siempre lo va a haber”, reforzando la garantía de que cualquier medida deberá ser tomada por un juez.

El Ministro de Justicia en la misma línea, indicó que en el asunto del cierre de las páginas webs que atenten contra la propiedad intelectual tiene que haber un “control judicial”, aunque la comparación siguiente no parece muy afortunada: “si hay un página web y es detectada por la policía y la Guardia Civil, donde se dice cómo se hacen bombas, es normal que se paralice y se ponga en conocimiento del juez”.

Lo más curioso de la jornada ha llegado con una información que indica que desde el PSOE y desde el Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso no sabían de la reforma de Ángeles González Sinde. El malestar con la ministra, y especialmente con sus asesores jurídicos es notable. “Nos hemos cargado toda la Ley de la Economía Sostenible con un puto párrafo”, dice un importante diputado socialista. “Cultura no nos informó del alcance de esta reforma”.

Por su parte, la Ministra de Cultura, tras comprobar que sólo en Google se podían explorar más de un millón de páginas sobre la Rebelión en la Red y 60.000 blogs y webs suscribieron el manifiesto, convocó ayer a una reunión a una representación de significados “blogueros”.

Los resultados, los esperados: Ninguno. La Ministra abandonó la reunión a la media hora por la inauguración de un museo insistiendo en mantener la norma sin modificación alguna, los cortes a Internet y sin compromiso alguno. Los ‘blogueros’ se han mostrado disgustados con el resultado, ya que aseguran que el Ministerio no ha mostrado “voluntad de diálogo” y han salido de la reunión “con malas sensaciones”.

Sin embargo, por la tarde, ha habido una reunión en Moncloa para ver como se puede reconducir la situación, modificando el texto de la norma y no poniendo a los pies de los caballos a González-Sinde. Algo imposible a estas alturas, más tras la declaración del presidente aunque si alguien cree que la titular de Cultura es la responsable de todo esto y que ni PSOE, ni gobierno, ni Zapatero sabían nada de esto es que vive con Alicia en el país de las maravillas.

Los internautas (mayorcitos ya), no se creen nada ante (el presunto) bandazo y descoordinación gubernamental, por lo que están convocado manifestaciones de internautas en varias ciudades. Desde la Asociación de Internautas no descartan “convocar actos en la calle” masivos y mantendrán reuniones con los distintos grupos parlamentarios para que “echen atrás” el anteproyecto de Ley de Economía Sostenible. Continuará.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor