¿Puede ser el Airbus A380 el nuevo Air Force One?

Empresas
0 0 17 comentarios

La Fuerza aérea estadounidense busca sustituto para el avión presidencial y el modelo europeo es el mejor situado para transportar a Obama y su equipo, lo que debe hacer poca gracia a la industria aeroespacial americana, en especial a Boeing.

Ya conocéis el “Air Force One”, el avión de transporte de la presidencia de Estados Unidos popularizado por películas como la protagonizada por Harrison Ford.
Desde The Register explican que el modelo actual es un derivado del Boeing 747 que está siendo retirado por las compañías aéreas, por lo que su mantenimiento y piezas de repuesto se ha elevado considerablemente.

Esto ha llevado a la fuerza aérea a plantear sus sustitución y el superjumbo europeo, el avión de pasajeros más grande del mundo, fabricado por una sociedad de la que forman parte empresas de Alemania, Francia, Reino Unido y España, es el mejor situado para ganar la futura concesión, como ya ocurriera con los helicópteros presidenciales basados en un diseño de un consorcio italo-británico.

Aunque es un solo avión, la decisión tiene su trasfondo político y mediático. Hasta hace poco sería impensable que un “producto extranjero” transportara, alojara y sirviera de plataforma aérea de toma de decisiones del ejecutivo más poderoso del planeta.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor