Punset reclama que no se intente controlar la red, como se hizo con las mujeres

Empresas

“Gaudí por sí sólo genera más empleo en Barcelona durante un día, que quienes desprecian a los creadores”, señalaba la ministra de Cultura en la inauguración del Foro Europeo de Industrias Culturales.

La polémica por la normativa que podría controlar lo que se publica en la red para evitar comportamientos que atenten contra los derechos de autor ha salpicado la inauguración del Foro Europeo de Industrias Culturales, que se celebra en Barcelona en el marco de la Presidencia Europea.
En el encuentro, “la Comisión Europea presentará las líneas estratégicas del Libro verde sobre las industrias culturales y creativas y se abordarán los “retos de futuro” del sector.
Entre los retos, la piratería es uno de los fundamentales y sobre los que los presentes tendrá que consensuar un acuerdo.
“Estamos de acuerdo en que muchas de las decisiones que tomemos a lo largo de estos meses, condicionarán, no ya el futuro de nuestro continente durante los próximos años, sino el de las futuras generaciones”, aseguraba la ministra de Cultura, Ángeles González Sinde, en su discurso inaugural. “Estamos de acuerdo en que la cultura tiene que situarse de manera real, efectiva, indiscutible, en el corazón del proyecto europeo”, continuaba.
“Gaudí por sí sólo genera más empleo en Barcelona durante un día, que quienes desprecian a los creadores“, aseguró. En sus palabras se podía intuir a quien se dirigía cuando se refería a los que “desprecian” a los autores.
El ahora presentador del programa televisivo Redes y anterior político (lideró el proceso de adaptación económica de los países de Europa del Este) y economista Eduardo Punset señaló que temía que existiese una “tentación de controlar” la red, dando la réplica a la ministra de aquellos que no comulgan con la postura administrativa sobre piratería y acceso a la red.
“Hemos controlado o hemos intentando controlar primero a las mujeres, hasta que nos dimos cuenta de que no eran propiedad nuestra”, apuntó. “Luego los hijos”, continuó. “Y nos pasa lo mismo con los animales”.
“Espero que no nos pase lo mismo con internet“, concluyó.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor