Punto y final a la ‘joint venture’ ST-Ericcson, que despide a 1.600 empleados

MovilidadProveedor de ServiciosProyectos

La pérdida de cuota de mercado por parte de Nokia y la pujanza de rivales como Nvidia, Intel y Texas Instruments han derivado en esta decisión de cierre.

T-Ericsson, la joint venture de Ericsson y STMicro dedicada a la fabricación de chips será disuelta en una operación que conllevará el despido de 1.600 trabajadores.

Según se explica en el comunicado oficial, ambas compañías se repartirán ciertas partes del negocio actual, de tal modo que Ericsson retendrá a 1.800 empleados, la mayoría de ellos localizados en Suecia, Alemania, India y China, mientras que STMicro se encargará de la reincorporación de otras 950 personas, principalmente en Francia e Italia, “para apoyar el negocio en marcha y el desarrollo de nuevos productos”.

La decisión llega en un momento en el que ST-Ericsson ha perdido fuelle en espacio móvil a expensas de rivales como Nvidia, Texas Instruments e incluso Intel.

La contracción en el número de ventas de teléfonos Nokia, que está pasando por su particular bache a la hora de enfrentarse a los teléfonos Samsung Galaxy y al iPhone, también ha sido decisiva, ya que la firma finlandesa era uno de los principales clientes de ST-Ericcson.

Se calcula que desde su fundación en 2009 ha perdido miles de millones de dólares, de los que Ericsson ha asumido 2.800 por sí sola.

Más información en ITEspresso.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor