Qimonda, resultados embargados hasta dar con un comprador

Empresas

Infineon, propietaria del 77% de la fabricante de chips, acaba de anunciar una reducción de la jornada laboral de sus trabajadores para eliminar costes.

La situación de Qimonda es muy seria, como confirmó una fuente de la compañía, y, ahora que un inversor podría estar cercano a hacerse con la fabricante de chips, la dirección de la empresa ha decidido retrasar la publicación de los resultados de su Q4, para que no se vean afectados por las fluctuaciones asociadas al cambio de titular.
Las cifras se harán públicas a mediados de mes, publica Reuters, ya que dado que las conversaciones con algunos inversores estratégicos están cercanos a dar frutos.
Por lo tanto, según esta misma fuente, la compañía necesita que estar aún financieramente operativa.
La venta de Qimonda podría dar un respiro, por otra parte, a Infineon. La alemana, propietaria del 77 por ciento de la fabricante estadounidense, está pasando por un momento complicado.
La firma, que ya había anunciado en julio que eliminaría a parte de su plantilla en el marco de su plan para reducir sus costes en 200 millones de euros, continúa necesitando implementar su eficiencia financiera, por lo que reducirá la jornada laboral de sus trabajadores, según adelanta en exclusiva Welt am Sonntag y recoge Reuters.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor