Qualcomm, Cadillac, Maserati… y los coches conectados

CloudInnovaciónMovilidad

Qualcomm ha estado trabajando con Cadillac y Maserati para crear dos modelos de automóvil más inteligentes, basándose en Cadillac XTS y Maserati Quattroporte GTS.

Además de AMD, Qualcomm es otra compañía vinculada al desarrollo de chips que se ha dejado caer por International CES para dar a conocer sus innovaciones tecnológicas.

Por ejemplo, ha querido hacer referencia a la plataforma para streaming AllPlay Smart Media y a su colaboración con LIFX en materia de iluminación inteligente.

Pero también está profundizando en lo que se puede hacer de ahora en adelante en materia de conectividad móvil, ya no sólo cuando el usuario está en la calle, sino también en aquellos momentos en los que se encuentra su propia casa o dentro del coche. Un coche que en el futuro debería estar completamente conectado.

De hecho, Qualcomm ha estado trabajando con Cadillac y Maserati para crear dos modelos de automóvil más inteligentes. La base son los Cadillac XTS y Maserati Quattroporte GTS de 2015.

El primero de ellos utiliza el sistema operativo Android e incluye ciertas innovaciones como, por ejemplo, paneles de gran resolución, difusión de contenido en directo, reconocimiento gestual y generación de notificaciones para evitar que el piloto se distraiga.

Por su parte, el coche de Maserati prefiere el QNX Neutrino OS que depende de BlackBerry y también posibilita una conducción asistida con avisos sobre peligros, como puede ser una velocidad demasiado elevada o la presencia de obstáculos. También viene con reconocimiento de voz, conexión inalámbrica y navegación en 3D, entre otras cosas.

Este tipo conectividad de nueva generación que quiere promover Qualcomm se basa en desarollos de la marca Snapdragon, como el procesador Snapdragon 602A.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor