Qualcomm mejora la carga inalámbrica de coches eléctricos para la Fórmula E

InnovaciónProyectos

El sistema Halo utilizado para la carga de los “safety cars” en la segunda edición de esta competición automovilística pasará de 3,6 kW a 7,2 kW.

La nueva temporada de la Fórmula E, esa competición automovilística que como su propio nombre da a entender se realiza con coches eléctricos que no necesitan recurrir al típico repostaje para funcionar, empezará en menos de dos meses.

Su arranque está previsto para el sábado 17 de octubre en la ciudad de Pequín. Y las distintas empresas que contribuyen a su celebración están aportando ya los últimos retoques.

Es el caso de Qualcomm que ha decidido mejorar el sistema de carga inalámbrica utilizado en los safety cars de la primera edición, que en su estreno ya aprovechaban tecnología de Qualcomm Technologies.

La compañía americana ha conseguido potenciar la capacidad del coche de seguridad de la Fórmula E, que responde al modelo BMW i8, para las once carreras que están previstas en esta segunda edición. Lo ha hecho con el sistema Halo de 7,2 kW.

Teniendo en cuenta que el año pasado dicho sistema se había quedado en una marca de 3,6 kW, sus responsables han conseguido duplicar la cantidad de energía que se acaba entregando a las baterías durante el proceso de carga.

En consecuencia, se baja el tiempo empleado a la mitad. De hecho, los cálculos de Qualcomm Technologies hablan de la posibilidad de cargar del todo uno de estos coches en tan sólo una hora.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor