Qualcomm pierde su recurso contra la posibilidad de recibir una multa diaria en la UE

LegalRegulación

La compañía ha sido acusada de utilizar métodos anticompetitivos para expulsar a la británica Icera y tiene abierto otro proceso por hacer pagos ilegales a un cliente para utilizar exclusivamente sus chips.

El fabricante estadounidense de chips Qualcomm se enfrenta a la amenaza de una multa diaria de 580.000 euros (665.000 dólares) por no proporcionar información a los reguladores antimonopolio de la UE después de perder ayer un recurso contra la sentencia de un tribunal de la UE.

Qualcomm, acusada por la Comisión Europea de utilizar métodos anticompetitivos para expulsar a la británica Icera, pidió el mes pasado al Tribunal Supremo de Luxemburgo que anulara la sentencia. La Comisión ha acogido con satisfacción el veredicto del tribunal de mantener la sentencia.

La empresa ha informado de que la demanda de la autoridad de la competencia de la UE implicó un trabajo enorme y costes financieros significativos estimados en no menos de 3 millones de euros, ya que involucró a más de 50 empleados y 16 asesores externos, de acuerdo con su declaración judicial.

El presidente del Tribunal Supremo, Marc Jaeger, ha desestimado la apelación en una sentencia del 12 de julio.

Qualcomm se enfrenta a un segundo cargo antimonopolio de la UE por hacer pagos ilegales a un cliente importante para utilizar exclusivamente sus chips desde 2011.

La compañía podría ser multada con hasta el 10% de su facturación global en cada caso si tras la desestimación de su recurso es considerada culpable de quebrantar las normas de la UE.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor