Qualcomm borra el concepto ‘procesador’ de su marca Snapdragon

ComponentesMovilidadSmartphones

La firma habla de “plataforma” como una definición más acertada de lo que ofrece Snapdragon.

Especial desde San Diego

Es un lanzamiento independiente al del Snapdragon 835, ha especificado Mike Roberts, senior director de Marketing en Qualcomm, al inicio de su intervención. “Es un cambio de posicionamiento de marca”, ha dicho, “para ajustar mejor el valor de nuestra tecnología y productos”.

Y es que un semiconductor hoy ya no es un sólo componente de silicio. Ni puede medirse únicamente en términos de velocidad y duración de batería. Es una pieza compuesta de hardware, software y servicios. Por este motivo en Qualcomm quieren introducir el término “plataforma” como sustituto al parece que ya tradicional procesador.

Tal y como nos cuenta Roberts en una conversación privada, es SoC es algo así como el envoltorio, tras el que hay muchos participantes; desde un módem integrado a un CPU, un GPU y un DSP. Por no mencionar la tecnología de carga rápida -que tan buena acogida ha tenido entre los usuarios finales, ha comentado-, la tecnología de audio, controladores de tacto y tecnología de lectura de huella dactilar.

Además, la plataforma, en el inicio de la era del ‘todo conectado’, ya no está pensada para un único dispositivo. Está diseñada para dar soporte a un amplio rango de dispositivos.

Este reposicionamiento de marca está dirigido a socios y usuarios finales por igual. Se trata de darle más valor a un producto de cara a un socio fabricante y de adelantarse al futuro inmediato en el que más dispositivos demandarán conectividad y capacidad de procesamiento. Pensemos en la automoción, por ejemplo.

Por otro lado es un cambio que ayudará al usuario final a identificar el rango del componente que integra su dispositivo.

Y es que por un lado, sólo las ‘plataformas’ de gama alta mantendrán la marca Snapdragon. Por otro lado, los procesadores de la gama 200 cambiarán su denominación para pasar a ser Qualcomm Mobile.

Se trata de una forma de diferenciar productos de baja y media gama de los productos de alta gama. También puede interpretarse como una forma de ceder más protagonismo a Snapdragon, que presumiblemente será el buque insignia de Qualcomm, su baza para marcar la diferencia más allá del móvil.

Las especificaciones del Snapdragon 835 podrán conocerse a partir del próximo 22 de marzo,

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor