Qualcomm compite con Intel donde más le duele: la eficiencia energética

Movilidad

Con el nuevo chip Snapdragon, Qualcomm ha conseguido mirar de frente a Intel y su chip Atom. Al parecer será capaz de ofrecer la misma calidad de vídeo de alta definición, pero consumiendo la mitad de energía y abaratando costes.

Hasta hace muy poco, en el mercado de los chips para teléfonos inteligentes y MIDs, la eficiencia energética no era una de las prioridades de los fabricantes, al menos no para Intel. Sin embargo, el rápido crecimiento de este mercado en los últimos tiempos, y la irrupción del diseño de una pequeña empresa británica, ARM, y su adopción por empresas como Qualcomm, NVIDIA, Marvell y Texas Instruments consiguió hacer bajar el consumo a niveles más parecidos al de los móviles que al de los PCs.

En realidad, del mismo modo que se dice que la mayoría de los PCs tienen un Intel dentro, la mayoría de los móviles que circulan por el mercado utilizan un chip ARM. Su presencia se extiende además al mundo de los dispositivos pequeños como GPS portátiles, consolas portátiles, etc.

Este mundo móvil y portátil es un verdadero reto para Intel, que hasta hace cuatro años había ignorado el problema del consumo energético con su popular arquitectura x86, un estándar para la industria del PC durante casi tres décadas.

Ahora, tanto el x86 como ARM han puesto los ojos en un nuevo y prometedor mercado: el de los dispositivos netbooks o dispositivos móviles para Internet. Intel quiere demostrar que no se ha quedado atrás esta vez, y asegura que al menos 30 modelos de netbooks incorporarán su diminuto chip Atom, que consume 10 veces menos energía que el x86. Además, la compañía asegura estar invirtiendo mucho en I+D para obtener procesadores de bajo consumo.

Qualcomm presentó su plataforma Snapdragon a finales del año pasado. Inventec ya tiene un prototipo de netbook con esta plataforma. Funciona con Linux y cuesta 299 dólares.

vINQulos
The New York Times

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor