¿Qué esperar de los terminales BlackBerry 10?

AppsEmpresasMovilidadOperadoresRedes

Tras más de un año de espera e incesantes caídas bursátiles, Research In Motion está a punto de lanzar su nuevo sistema operativo móvil. ¿Qué innovaciones guarda bajo la manga y cómo serán los primeros smartphones en estrenarlo? Os lo contamos.

“Tenemos una clara oportunidad de ser la plataforma número tres del mercado. Nosotros no somos simplemente otro sistema operativo, somos BlackBerry”. Así de rotundo se mostraba Thorsten Heins, CEO de Research In Motion, el pasado mes de septiembre durante la presentación de la beta de BlackBerry 10. Ahora, cuatro meses después de pronunciar estas palabras y tras algo más de un año de laborioso trabajo, la compañía canadiense está a punto de introducir su producto en las tiendas. Será el próximo miércoles 30 de enero, justo a medio camino entre la gran feria de la electrónica CES y la de la movilidad MWC, cuando consumidores, críticos y competidores podrán determinar si la espera ha valido la pena. Y, sobre todo, si RIM ha hecho los deberes lo suficientemente bien como para salir del pozo de pérdidas monetarias y de usuarios en el que se ha sumergido. Cabe recordar que durante los últimos trimestres ha llegado a dejarse buena parte de su valor bursátil.

La mejor solución que se le ha ocurrido para revertir resultados es intentar abarcar el mayor número de nichos de mercado posible. Esto es, ha construido desde cero un ecosistema compuesto por interfaz, aplicaciones y herramientas de desarrollo capaz, en teoría, de atraer a los profesionales más exigentes, que tradicionalmente han confiado en la calidad de BlackBerry para acceder a la red corporativa; a los jóvenes y no tan jóvenes que se pasan el día conectados para comunicarse con sus allegados; y también a los usuarios multitarea que realizan llamadas, envían mensajes instantáneos, navegan por Internet, escuchan música y toman imágenes, entre otras muchas cosas, gracias a sus inseparables terminales móviles.

Todo esto significa que habrá diferentes modelos de BlackBerry 10 pensados para distintos tipos de usuario y niveles adquisitivos, con al menos media docena de smartphones preparada para ver la luz a lo largo de este año. Y, aunque habrá que dejar correr el tiempo para comprobar su eficacia, esta estrategia podría resultar especialmente satisfactoria en países en vía desarrollo, donde los teléfonos inteligentes de gama baja son el último grito. Más aún si las novedades se combinan con la facilitad de escritura, las capacidades de mensajería y la seguridad características de BlackBerry, sus verdaderos puntos fuertes durante toda su historia.

De los seis modelos prometidos por la propia RIM, hay dos que debutarán a finales de mes junto al nuevo sistema operativo, y de los que ya se conocen algunas novedades. La apuesta más arriesgada será la de BlackBerry Z10, miembro de las bautizadas como L-Series, que abandonará el teclado QWERTY típico de la marca norteamericana por una amplia pantalla táctil, al más puro estilo iPhone. Al parecer este móvil ha sido fabricado en versiones blanca y negra, luce una pantalla de 4,2 pulgadas de tamaño y 1.280 x 768 píxeles de resolución, está alimentado por procesador de doble núcleo OMAP 4470 a 1,5 Ghz, cuenta con cámara trasera de 8 MP y otra frontal de 1,9, incorpora batería de 1800 mAh, alcanza los 2 GB de memoria RAM y los 16 GB de memoria interna y está equipado con tecnología NFC. Se habla de 8 milímetros de grosor y 125 gramos de peso.

Por su parte, el segundo smartphone recuperará las teclas físicas y se llamará BlackBerry X10 (N-Series). Debería ofrecer una apariencia muy similar a la del último buque insignia de RIM, la delgadísima BlackBerry Bold 9900 introducida en el ya lejano agosto de 2011, combinando teclado de líneas horizontales con pantalla táctil y prácticamente sin bisel de 720 x 720 píxeles, además de incluir una cámara en la parte frontal para llamadas de videochat. Eso sí, de momento se desconocen precio y especificaciones detalladas, o si RIM sorprenderá con alguna característica especial.

Una experiencia móvil “re-diseñada, re-ingenierizada y re-inventada”

Ambos terminales han sido reforzados con una experiencia móvil “re-diseñada, re-ingenierizada y re-inventada”, tal y como la definen sus responsables. Una experiencia cuyo elemento diferenciador será el “flow” o la fluidez a la hora de realizar transiciones gestuales entre las distintas aplicaciones. Para ello se ha construido el centro de notificaciones BlackBerry Hub con información sobre mensajes, e-mails y llamadas recibidas además de actividad en las redes sociales, al que se puede acceder en cualquier momento con tan sólo deslizar el dedo desde la parte izquierda de la pantalla. También destaca la existencia de un navegador más veloz compatible tanto con HTML5 como con Flash, un teclado virtual que aprende según el uso y las preferencias de su dueño para adelantarse a sus necesidades, filtrar información o sugerir contactos, y el modo Time Shift en las fotos que permite capturar varias imágenes y seleccionar la mejor toma.

BlackBerry 10 ha obtenido, además, la certificación FIPS 140-2. Dichas siglas corresponden a Federal Information Processing Standard (algo así como “estándar federal de procesamiento de la información”) y hacen referencia a un sello emitido por el Instituto Nacional de Estándares y Tecnología de los Estados Unidos que garantiza que los datos almacenados en smartphones gobernados por el software de RIM están adecuadamente protegidos y cifrados. O, dicho de otro modo, significa que todos los smartphones BlackBerry 10 están preparados para satisfacer los estrictos requisitos de seguridad de las empresas privadas y los organismos gubernamentales. De hecho, es la primera vez que un producto BlackBerry consigue este certificado antes de iniciarse su comercialización.

Por último pero no menos importante, los de Heins se están afanando en engrosar el catálogo de aplicaciones de BlackBerry App World. Su idea de premiar con 100 dólares cada creación aprobada les ha reportado 15.000 nuevas piezas de software en poco más de dos días, por lo que todo apunta a que el objetivo de abrir puertas con 70.000 aplicaciones (y 20 millones de canciones) no es en absoluto imposible. RIM también está recompensando con una tableta PlayBook totalmente gratuita a quienes logren colocar entre dos y cinco aplicaciones, y con un dispositivo BlackBerry 10 Dev Alpha a los programadores que superen esa cantidad. Es indudable que el calentamiento está funcionando… ¿conseguirá BlackBerry 10 cruzar con éxito la línea de meta?

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor