¿Qué hacer si su empresa ha sido afectada por los disturbios en Londres?

EmpresasProveedor de ServiciosProyectos
Disturbios en Londres // Foto Amanda Vincent-Rous (J@ck! en Flickr)

La creación de un canal de comunicación abierto con los empleados y seguir una política adecuada de protección de información relevante son algunas de las claves a seguir.

Ante los disturbios que están teniendo lugar en la capital británica, que ya dejan más de mil detenidos, y que se han extendido ya a más ciudades y pueblos, hay áreas y acciones clave en las que muchas empresas deben centrarse si se han visto afectadas.

Las empresas son, de hecho, unas de las principales afectadas por los disturbios en Londres. Pequeños negocios familiares se han convertido en víctimas de saqueos e incendios, al tiempo que algunas grandes firmas tomaban medidas excepcionales para evitar caer también víctimas de los sucesos de los últimos días.

Apple, por ejemplo, en un movimiento sorprendente vació sus tiendas para que sus productos no se convirtieran en un reclamo para los asaltantes.  Sony, sin embargo, no pudo actuar a tiempo y uno de sus almacenes cayó bajo las llamas.

La consultora Marsh ha puesta en marcha un plan de acción orientativo para aquellos clientes que se hayan visto afectados por los actos violentos. Lo primero es notificar las pérdidas que se hayan producido a la aseguradora y también a la autoridad policial.

Registrar cualquier coste relacionado con una posible reclamación y hacer fotos y vídeos sobre la documentación original es muy importante. Además, es recomendable conservar los bienes o equipos dañados por si hubiera que evaluarlos posteriormente.

Los clientes deben saber que están en su derecho de nombrar sus propios expertos para estar bien asesorados mediante la contratación de personas que puedan ayudar a preparar la reclamación.

La prudencia en el proceso y la cooperación con las aseguradoras y sus representantes son vitales para el correcto funcionamiento del mismo.

Si se trata de empresas con personal, la protección de los empleados habrá de ser una prioridad. En una situación similar a la que vive Reino Unido, la existencia de un canal de comunicación abierto para proporcionar instrucciones de no ir al trabajo si no es seguro hacerlo, es importante.

El empresario tendrá también que asegurarse de que la información valiosa esté en un lugar seguro y evitar así pérdidas importantes. Salvando esto y manteniendo la comunicación con los proveedores, clientes y socios, el plan de continuidad del negocio será más factible.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor