¿Qué le está pasando a Apple?

Empresas
0 0 No hay comentarios

Ha perdido su posición como marca más valiosa del mundo y hasta el impulso innovador que la caracterizaba. ¿Qué le pasa a Apple? ¿Conseguirá sorprendernos en su próxima conferencia de desarrolladores?

Han sido varios años encabezando la lista de marcas más valiosas a nivel mundial, independientemente del sector en el que éstas se desenvuelven y por delante de nombres como Coca-Cola, Disney o IKEA. Pero no va más. Apple se tiene que conformar con haber quedado clasificada como la segunda marca más valiosa de 2014 en el tradicional ranking BrandZ que cada año publica la consultora Millward Brown. Su valor total está estimado en 147.880 millones de dólares frente a los 185.071 millones de 2013.

Esto significa haber experimentado uno de los mayores tropezones de todo el top 100, tan sólo por detrás de la compañía de seguros China Life, al haberse dejado por el camino 20 puntos porcentuales.

¿Y quién ha conseguido eclipsarla? Google, lo que son peores noticias para Apple que el hecho en sí de haber perdido el primer puesto. Y es que el gigante de Mountain View es un rival directísimo para la firma de la manzanita. Él ha sabido evolucionar desde su condición de “simple” buscador web hasta convertirse en un aglutinador de productos y servicios que calan con fuerza entre el público.

El principal software móvil, Android, es suyo. Tiene sus propios smartphones y tabletas. Patrocina ordenadores que abrazan la nube, como son los Chromebooks. Ofrece plataformas de email, de vídeo, de publicidad, de almacenamiento de archivos, calendario, mapas, suite de ofimática, red social, navegador web, tienda de aplicaciones y un sistema de pago móvil. Eso por no hablar de los experimentos de ese laboratorio secreto del que ya se han independizado sus gafas inteligentes.

Tal y como explica el director general de Millward Brown, Nick Cooper, “Google ha sido muy innovador en el último año con Google Glass, inversiones en inteligencia artificial y una multitud de asociaciones que han visto incrustarse su sistema operativo Android en otros bienes como los automóviles. Toda esta actividad envía una señal muy fuerte a los consumidores acerca de qué trata Google y ha coincidido con una desaceleración en Apple”.

La desaceleración de Apple se está notando en aspectos más tangibles como la venta de computadoras. Aunque en línea generales no corren buenos tiempos para la industria del PC (no así de Mac), una Lenovo que también va a por todas ya vende más que Apple en su propio feudo, Estados Unidos. Y últimamente los de Cupertino han ido acumulando otras noticias con matiz negativo para su negocio.

Por ejemplo, se ha puesto en duda la seguridad de iCloud, se ha desvelado que barre en demandas recibidas por patentes y se pronostica que las tabletas Samsung derrotarán al iPad este mismo año.

Preparada para el WWDC 2014

Si a todo esto le sumamos que la impresión de que la compañía que dirige Tim Cook está perdiendo la esencia innovadora que solía caracterizarla no es reciente, sino que tanto observadores como accionistas llevan ya un tiempo comentándolo, la situación se complica.

A Apple se le pide que sorprenda con su próxima propuesta o, al menos, que se sume de una vez por todas a tendencias en alza como el segmento de la “wearable technology” con el esperadísimo, pero todavía irreal, reloj iWatch. Éste podría dejar de ser tan sólo un manojo de rumores el lunes 2 de junio. Ese día comienza en San Francisco la conferencia WWDC 2014, para la que ya se ha confirmado que habrá una keynote inaugural que durará dos horas, que debería comandar el propio Cook y que podría desgranar la creación de nuevos dispositivos.

¿Será dicho smartwatch? ¿Una televisión? ¿El MacBook Air con pantalla Retina? ¿Algo que rompa las expectativas? Nada se descarta de momento, salvo por la presentación del iPhone 6, porque el Smartphone de Apple suele ser la estrella de su propio evento justo a la vuelta de las vacaciones de verano. Y, dado que WWDC se trata de un encuentro para desarrolladores, se da por segura la aparición de versiones avanzadas de iOS 8 y OS X 10.10. ¿Será suficiente para dar esperanzas?

En cuestión de semana y media podremos comprobar si alguna de estas revelaciones podrá encarrilar a Apple por el camino del éxito, si continúan las críticas o si la empresa californiana todavía guarda un as bajo la manga para endulzar lo que queda de un 2014 en el que ya ha sido destronada.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor