¿Qué pueden (y qué NO pueden hacer) por ti los de tu tarjeta de crédito?

ComponentesWorkspace

Qué gustico da llamar a alguien y que te consiga todos los caprichos. Al menos todos los que puedas pagar… con tu tarjeta de crédito. Existe un servicio a disposición de los clientes de tarjetas de crédito de “conserjería”, similar a los conserjes de hotel que te localizan entradas para espectáculos, te reservan mesa en

Qué gustico da llamar a alguien y que te consiga todos los caprichos.

Al menos todos los que puedas pagar… con tu tarjeta de crédito. Existe un servicio a disposición de los clientes de tarjetas de crédito de “conserjería”, similar a los conserjes de hotel que te localizan entradas para espectáculos, te reservan mesa en un restaurante o envían a tu habitación albaricoques con nata fuera de temporada.

Nuestros compañeros de Gizmodo USA hicieron la prueba tratando de averiguar los límites de este servicio de “conseguidores”. No, no pidieron un prototipo de iPhone 4, que eso ya lo tenemos. ¿Deseas saber más?

Con servicios como The Visa Signature Concierge el usuario tiene a su disposición un número de teléfono gratuito donde le atenderán con exquisita educación y harán todo lo posible por cumplir sus peticiones. Y en Gizmodo USA se han propuesto probar a fondo este servicio

Al principio las peticiones eran simplemente extravagantes, como una bañera de queso para nachos o la palabra horizontal 62 del crucigrama de USA Today (el resultado era “Isla de Capri”). Eficiencia y rapidez y atención por el detalle de parte de nuestro conserje a distancia, que con toda seriedad ante la petición de una bañera de queso se interesaba por conocer si era necesario que estuviera dentro de una bañera o podía servir cualquier otro recipiente.

A continuación trataron de recibir un trato más personal… se sentían con la autoestima baja y querían que cada día les llamasen desde este servicio para reforzar el ánimo. Lamentablemente no entraba en sus funciones alegrarte el día, pero sí fueron capaces de ponerles encontacto con un servicio que hacía precisamente eso, enviar a sus suscriptores mensajes diarios de refuerzo de la autoestima.

A partir de aquí se crecieron, se vinieron arriba, literalmente. Porque la siguiente petición era un viaje espacial, y como en las peticiones anteriores antes de 24 horas se recibia una llamada del servicio de conserjería detallando todas las características de lo que habían hecho por satisfacer tu capricho, en este caso que subir al espacio costaría 200.000 $ más 15 $ por maleta adicional.

Al final desde Gizmodo USA decidieron ir resumiendo y directamente pedirles a los señores de Visa una lista de lo que NO podían hacer. Si estáis pensando en contratar estos servicios, jovenes y caprichosos millonarios, tened en cuenta que NO os conseguirán una entrevista para trabajar en un equipo deportivo, no tienen acceso a información confidencial gubernamental, no tienen descuentos para restaurantes que no estén incluídos en la lista que consta en su web, no pueden conseguir reservas para hoteles que estén completos, no hacen los deberes del colegio, no llaman a tus amigos por ti, no planifican tu boda, pero te localizan a quien puede hacerlo.

Por supuesto no van a hacer nada ilegal (olvídate de que se deshagan por ti de quien estás pensando) ni tampoco te ayudaran en cuestiones de ética dudosa. Por ejemplo, si en un lugar determinado del mundo la prostitución infantil fuese legal NO te van a ayudar a localizar esos servicios, aunque si estás en el estado de Nevada estarán encantados de organizarte una visita el Bunny Ranch. Que lo sepas. ?Antonio Rentero [Gizmodo USA / Visa]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor