¿Qué será, será? Interrogantes abiertos por Windows 10

MovilidadPCSistemas OperativosSmartphonesSO MóvilesSoftwareTabletasWorkspace
0 0 No hay comentarios

Este sistema operativo podría servir para mejorar la cuota de mercado de Microsoft en el mercado móvil.

¿Conseguirá Windows 10 captar más usuarios que Windows 7? ¿Servirá este sistema operativo para mejorar la posición actual de Microsoft en movilidad? ¿Es el nuevo Windows más completo que otras plataformas rivales? Todas ésta son preguntas lícitas que muchos usuarios se están haciendo, aunque los éxitos y los fracasos no se pueden medir de forma instantánea. Windows 10 ni siquiera lleva una semana entre nosotros. Su estreno se produjo el pasado miércoles 29 de julio, día en el que la versión final de Windows 10 comenzó a ofrecerse en forma de actualización gratuita para dueños de dispositivos Windows 7, Windows 8.1 y Windows Phone 8.1 en 190 países diferentes. Y también como software ya instalado por defecto en algunos ordenadores y tablets PC fabricados por los socios de la compañía de Redmond.

De momento, la única certeza que tenemos es que Windows 10 ha alcanzado los 14 millones de instalaciones en sus primeras 24 horas de vida. Las primeras personas que han accedido a su descarga, según confirma Microsoft, son los miembros del programa Windows Insider que han estado probando durante meses las versiones preliminares de este software. En Silicon Week nos hemos puesto en contacto con dos de ellos, Rafa Serna y Josué Yeray Julián Ferreiro, con el propósito de profundizar en el potencial de este desarrollo y dar respuesta a algunos interrogantes que se abren con motivo del lanzamiento de Windows 10.

El reto de la movilidad

Windows 10 destaca, por encima de todo, en unificación de ecosistemas y universalidad. Se trata de un sistema operativo capaz de funcionar en computadoras tradicionales, portátiles, tabletas, teléfonos móviles, videoconsolas, wearables y los modernos aparatos conectados del Internet de las Cosas, con lo que eso implica en cuestión de experiencia familiar y aplicaciones comunes. Incorpora un navegador hasta ahora inédito que ha sido bautizado como Microsoft Edge, transporta el asistente personal Cortana al PC, recupera el menú de Inicio e incluye la solución de autenticación biométrica Windows Hello para confirmar identidades, entre otras características sobre las que ya hemos tratado durante los últimos días.

Son sus rasgos más identificativos. Pero, ¿cuáles faltan? ¿Qué se le ha quedado a Microsoft en el tintero? ¿Hay algo que se echa de menos? “Todo sistema operativo tiene capacidad de mejora, siempre. Windows 10” debería “conseguir ser tan estable como han sido predecesores anteriores como las versiones XP o 7″, avisa Rafa Serna, MVP de Windows Platform Development, Nokia Developer Champion y Microsoft Active Professional. En este sentido, existen “rivales en cuanto a sistema operativo de escritorio, véase Apple, que se caracteriza[n] por la estabilidad y robustez de sus sistemas. En cuanto al sector móvil, debe de mejorar en cuanto a disponibilidad de aplicaciones de referencia. Esto no es una característica en sí del propio sistema, pero sí un lastre si quiere competir de igual a igual con otros sistemas”.

Fuente-Shutterstock_Autor-ra2studio_Internet-movilCuando se habla de sistemas móviles, Google Android y el iOS de Apple dominan las primeras posiciones de la clasificación, sea cual sea. Desde los listados de terminales más vendidos y existentes a los rankings sobre número de aplicaciones disponibles o descargas, por ejemplo. Ni Windows Phone, ni BlackBerry ni alternativas open source como Sailfish OS, Ubuntu o Firefox OS consiguen hacerles sombra. Microsoft ha llegado a perder en el último trimestre sus galones como tercer mayor fabricantes de teléfonos móviles en favor de Huawei. Y parece que la compra de casi toda la división de Dispositivos y Servicios de Nokia no acaba de cuajar. De hecho, Satya Nadella ha anunciado una reestructuración en Microsoft que provocará la salida de 7.800 empleados durante los próximos meses, especialmente del negocio de telefonía.

El concepto de Windows como servicio

El MVP de plataforma Windows y C# Corner, Josué Yeray Julián Ferreiro, que ha fundado la firma DevsDNA para desarrollo tecnológico en movilidad y mentoring de grandes y pequeñas empresas, recuerda que “no hay sistema perfecto”. Esto significa que “Windows 10 se ha dejado muchas cosas que seguro que Microsoft quería incluir y no ha podido por cuestiones de agenda y tiempo”, dice este profesional. “Lo bueno es que Microsoft pretende seguir actualizando el sistema y sus funcionalidades constantemente por lo que pronto seguro que podemos disfrutar de nuevas características”.

Los responsables de Windows sostienen a través de la publicación de Windows 10 la idea de un sistema operativo que funciona a modo de servicio, para el que ser irán publicando mejoras con cierta frecuencia. Es decir, las actualizaciones para esta plataforma deberían ir llegando de manera más continuada que en el pasado y, además, de forma automática y sin recurrir a notificaciones adicionales una vez que se ha aceptado el acuerdo de licencia. Como consecuencia, se instalarán desde funcionalidades a parches de seguridad. Hay que señalar que Windows 10 recibirá soporte estándar hasta el 13 de octubre de 2020 y soporte extendido hasta el 14 de octubre de 2025, momento en el que se terminará la asistencia técnica y la protección frente a ciberamenazas.

Josué Yeray cree que “a estas alturas no hay ‘sistemas superiores’, hay sistemas diferentes. Windows 10 con los Live Tiles, la unificación de las apps en dispositivos muy diferentes, las notificaciones interactivas y el nuevo menú Inicio ofrece una experiencia increíble para crear contenido y disfrutarlo. Otros sistemas tienen mayor libertad para instalar lo que nos apetezca o son más exclusivos a su marca, pero Windows 10 en combinación con las nuevas suites de Office, permite despertar nuestro lado más creativo, ayudando a dibujantes, músicos, escritores, jugadores” y, en definitiva, “a todo el mundo, a crear nuevos contenidos y no simplemente consumir contenidos ya creados”.

La ayuda de la unificación

Lo que puede explotar Microsoft es el tema de la unificación, que es “una de las cosas que ofrece Windows 10 y no el resto de rivales”, aprecia Rafa Serna. “En Apple, por ejemplo, disponemos por un lado de OS X para terminales de escritorio y iOS para dispositivos móviles. Google podríamos decir que dispone de un sistema operativo para dispositivos móviles, que es Android, y otro para terminales de escritorio, Chrome OS, que no acaba de consolidarse”, indica este experto. “A partir de aquí, Microsoft al disponer de algo unificado puede entregar a los usuarios una experiencia de usuario única, cosa que no pueden hacer sus rivales”.

Fuente-Shutterstock_Autor-Roman Tsubin_10-diezAunque “la posición de Microsoft en la movilidad es compleja de analizar”, explica Josué Yeray Julián Ferreiro, cabe valorar que, “con un sistema operativo que unifica distintos tipos de dispositivos, podemos desarrollar nuestras apps para que funcionen sin cambios en smartphones, tablets, PCs, Xbox”. A partir de aquí “es mucho más atractivo desarrollar y crear apps” para Windows en el móvil y también “es posible que más desarrolladores se animen a traer sus apps, contando con mil millones de dispositivos que ejecutarán Windows 10”, en base a sus cálculos. Rafa Serna, que defiende que “actualmente Windows Phone 8.1 es un gran sistema operativo móvil”, advierte de que “en la batalla por el control de la movilidad se tienen en cuenta otros muchos factores. Entre ellos el disponer de terminales asequibles en cuanto a precio” y “dotados técnicamente”.

“Se espera que esto sea así, tal y como hasta ahora venía haciendo Nokia. Si unimos un gran dispositivo físico, un buen sistema operativo y una importante campaña de marketing, puede que Windows 10 en dispositivos móviles, sea el gran empujón que necesita Microsoft para competir con iPhone y Android”, aventura Rafa Serna. Este MVP de Microsoft habla de “la llegada de Windows 10” como un factor que “hace crecer mucho más” a Windows Phone. Sin embargo, él no está seguro de que este nuevo Windows “sea el punto de inflexión para que los dispositivos móviles que incorporan el sistema operativo de los de Redmond despeguen”. Lo veremos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor