¿Qué supondrá la compra de Oculus por parte de Facebook?

ComponentesWorkspace
0 0 No hay comentarios

La noticia de que Facebook ha comprado Oculus ha dejado estupefacta a muchísima gente, no sólo por la “alegría” con la que Facebook realiza adquisiciones multimillonarias, sino también por la aparente incoherencia de la compra.

Oculus

Facebook sin publicidad y sin acceso a los datos de sus usuarios no es nada, su imperio está basado en sus movimientos nebulosos alrededor del respeto a la privacidad y sus dos últimas compras no parecen tener cabida en ese esquema.

Por un lado WhatsApp ha basado su negocio en no vender nunca publicidad ni adquirir datos de los usuarios, y por otro Oculus ha tenido como objetivo principal los juegos hardcore, quedando muy alejado del casual gaming que inunda Facebook.

¿Qué sentido tiene entonces adquirir Oculus para Facebook? Podría decirse que ninguno a corto plazo, salvo una aparente necesidad de Zuckerberg de que Facebook esté presente en cualquier sitio aunque no lo quieran. Ya vimos como la presencia de Facebook en WhatsApp está provocando una estampida de usuarios a otros servicios.

Para Oculus esta compra supone la posibilidad de convertirse en algo mucho más conocido y usado por todo tipo de usuarios, pero desafortunadamente también deja a los hardcore gamers prácticamente huérfanos y ya se ven “daños colaterales” de esta nueva “popularidad” de las Oculus, con absurdas e incoherentes comparativas con las Google Glass y una confusión total sobre lo que es la realidad virtual y la aumentada.

Aparte el trío Oculus-Valve-Facebook chirría un poco, y no está nada claro si todo esto al final supondrá que se acelere el lanzamiento del dispositivo o se retrase aún más. ¿Qué opináis, es un gran día para la realidad virtual o se acaban de cargar una de las mejores propuestas de los últimos años?

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor