¿Qué fue de WiMAX?

Movilidad

La prometedora tecnología inalámbrica promovida por Intel sigue sin despegar, lo que demuestra que este concepto de redes inalámbricas de gran alcance y alta velocidad ya estaba adelantado a su tiempo cuando apareció por primera vez… y parece estarlo aún.

Un interesante artículo de Business Weeks analiza la situación de una tecnología que en lugar de las decenas de metros de alcance que ofrece WiFi llegaría a cubrir rangos de 50 km y permitiría descargar contenidos a una velocidad comparable a la de nuestras actuales líneas de banda ancha.

De hecho, la implantación de WiMAX (Worldwide Interoperability for Microwave Access) supondría el nacimiento de un poderoso rival frente a las actuales empresas de comunicaciones y distribución de contenidos. La emisión de voz, datos, audio y vídeo a través de estas líneas es perfectamente posible, pero su entrada en el mercado sigue demorándose.

El coste de las infraestructuras es uno de los obstáculos para su implantación en los EEUU, donde hay algunas antenas e implantaciones activas casi de manera representativa. La inyección de capital inicial sirvió para que Sean M. Maloney, vicepresidente sénior de Intel y máximo responsable de la tecnología pusiera en marcha el proyecto, pero para lograr el éxito necesitaba partners.

Esa es la razón de que Intel haya buscado poderosos aliados como Samsung, Nokia, y curiosamente el menos importantes de los operadores móviles en EEUU, Sprint. Los chips integrados en móviles aún consumen demasiado, una de las desventajas importantes que también podría afectar a los chipsets WiMAX para sobremesas y sobre todo para portátiles, que ya existen y que tienen el nombre de Echo Peak.

Y de como vayan las cosas en EEUU dependerá su expansión al resto del mundo. Si hay una tecnología que podría revolucionar el mundo de las comunicaciones inalámbricas, esa es WiMAX.

vINQulos
BusinessWeek

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor