Quemaduras de segundo grado al arder la batería tras doblarse un iPhone 6

Fabricantes de SoftwareProyectos
0 0 No hay comentarios

Le ha sucedido a un iPhone 6 pero podría suceder a cualquier otro móvil (o phablet, o tablet…) susceptible de doblarse. El problema viene cuando dicha alteración de su estructura original afecta a la integridad de la batería. Si esta se dobla es cuando empieza el riesgo de acabar como el protagonista de esta noticia al prenderse dicho componente. Tenemos un vídeo del protagonista de la noticia recibiendo un baño de hielo para aplacar el incendio.

Los móviles con carcasa de plástico se parten y los que tienen carcasa metálica pueden doblarse. Basta con someterlos a una presión superior a la que pueden soportar y comienzan los problemas.

En el caso de Phillip Lechter, de Tucson (Arizona) el problema es que doblar su iPhone 6 se ha saldado con el incendio del mismo al quebrarse también la batería dejándole quemaduras de segundo grado en la pierna, pues llevaba el móvil en el bolsillo en el momento de doblarse.

Todo fue fruto de un accidente de circulación, al estar a punto de volcar el bicitaxi en la que circulaban él y su familia. Casi sale despedido del vehículo, cuyo conductor perdió momentáneamente el equilibrio, quedando mitad dentro y mitad fuera del mismo. Tras asegurarse de que su mujer y su hijo estaban bien comenzó a notar una sensación ardiente en la pierna.

El golpe con la estructura del bicitaxi había doblado el iPhone dentro del bolsillo, quebrando al batería y haciendo que esta comenzase a arder. Lechter saltó inmediatamente del vehículo, pensando que era este el que había comenzado a arder pero no tardó en comprobar que el incendio iba con él. Logró extraer el iPhone 6 doblado y ardiendo del bolsillo y lanzarlo al suelo.

Afortunadamente el móvil iba protegido por una funda, lo que evitó que los dedos de Lechter también sufrieran quemaduras. Un transeunte acudió presto a lanzarle un vaso de agua en la pierna con lo que logró apagar el pequeño incendio en los pantalones. Otro viandante en cambio sí resultó quemado en los dedos al tratar de coger el móvil del suelo para devolvérselo. El vídeo que te mostramos muestra el momento en el que otro transeunte trata de “bajarle los humos” al ardiente iPhone 6, que a pesar de no mostrar llamas continuaba desprendiendo gran calor.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=OvhlET39RnM[/youtube]

El área de la pierna quemada tiene unas dimensiones de 11,5×10,5 cms y en el hospital lo han clasificado como quemadura de segundo grado, lo que requerirá como tratamiento antibióticos y analgésicos. El propio Lechter cuenta lo sucedido en su blog y para los más interesados en cuestiones médicas incluso ha publicado fotografías de las quemaduras, que también afectan levemente a su cadera, donde al parecer rozó el móvil al sacarlo del bolsillo. Desde aquí esperamos que se recupere pronto.

vINQulo

Phillip Lechter

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor