No hay paz para las empresas atacadas por ransomware

CiberguerraSeguridadVirus

Check Point desvela que tanto los ataques asociados al ransomware Locky como aquellos que usan Cryptowall van en aumento.

Aunque hay expertos que creen que el crecimiento del ransomware se reducirá en 2017, de momento este malware que pide rescates a cambio de equipos secuestrados sigue haciendo de las suyas.

De acuerdo con los resultados del último Índice Global de Amenazas de Check Point, que cada mes clasifica las familias de malware que atacan redes corporativas, “el número de familias activas y de ataques se encuentra cerca del máximo histórico”. De hecho, “las ofensivas contra redes corporativas no cesan”.

En noviembre, los ataques asociados al ransomware Locky se han incrementado un 10 %. Y los ataques que utilizan el ransomware Cryptowall han hecho lo mismo.

“El crecimiento de los ataques de ransomware se debe a un motivo muy simple: funcionan y generan grandes beneficios a los ciberdelincuentes”, comenta Nathan Shuchami, jefe de prevención de amenazas de Check Point. “Las empresas están luchando para poder responder a estas ofensivas, pero algunas no tienen las herramientas de seguridad necesarias y otras no cuentan con una plantilla formada capaz de reconocer un ataque potencial de ransomware en su email“.

“Por supuesto, estas situaciones alientan a los atacantes a continuar con sus acciones”, añade Shuchami, que dice que “las compañías deben implementar medidas de prevención avanzada en sus redes, endpoints y dispositivos móviles para acabar con el malware en la fase previa a la infección”.

A nivel mundial, la familia más activa es Conficker. Completan el top 3 Locky y Sality. En España las tres primeras plazas son para Upatre, Conficker y Nivdort.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor