rCard: tarjeta de visita interactiva

ComponentesWorkspace

Antes de que os preguntéis qué narices hacemos publicando una noticia sobre una tarjeta visita (nos sorprendería, la verdad, especialmente si ya habéis visto lo del condón vibrador), dejad que os diga que la rCard no es una tarjeta de visita cualquiera. Es una tarjeta que reproduce vídeo y viene con una pantallas de 4,7

Antes de que os preguntéis qué narices hacemos publicando una noticia sobre una tarjeta visita (nos sorprendería, la verdad, especialmente si ya habéis visto lo del condón vibrador), dejad que os diga que la rCard no es una tarjeta de visita cualquiera. Es una tarjeta que reproduce vídeo y viene con una pantallas de 4,7 por 4,7 centímetros, altavoz, un botón de navegación, hasta un gigabyte de memoria y un puerto USB. La batería es tan fina como un sello de correos y dura cuatro horas en uso contínuo (con una opción de batería recargable). Y además se puede encender y apagar (toma ya). Todo en un tamaño de 12,7 por 5 centímetros y un peso de 2,8 gramos.

Como tarjeta de negocios en vídeo la puedes utilizar para enseñar tus últimos productos usando streaming o cargando los vídeos utilizando el cable USB. Encima se puede proteger con contraseña para que puedas darla cargada de información que sólo quieras revelar en un momento determinado. Cuestan 21 euros cada una por ahora y sólo están disponibles para compañías.

rCard [CardTek via Gizmag]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor