En 2021 se venderán diez veces más cascos de realidad aumentada y virtual

Innovación

IDC pronostica que “muchos empleos industriales” experimentarán cambios fundamentales debido a la realidad aumentada en el próximo lustro.

La realidad aumentada (RA) y la realidad virtual (RV), cada una a su manera, están atrayendo la atención de consumidores y empresas.

De momento, los cascos de realidad virtual representan buena parte del volumen de dispositivos vendidos en este mercado. Sobre todo gracias a los visores que se basan en un smartphone para funcionar, que son más baratos. Pero, a pesar de que la realidad virtual continuará tirando del carro durante los próximos años, los analistas señalan que la realidad aumentada causará un impacto especial en la industria.

Mientras los usuarios se aproximarán a la realidad aumentada a través de terminales móviles como los teléfonos o las tabletas, existe una oportunidad real para los dispositivos dedicado en el segmento comercial. Habrá impacto en algunas profesiones. “Creemos que muchos empleos industriales cambiarán fundamentalmente por la RA en los próximos 5 años”, confirma Ryan Reith, vicepresidente de programa de IDC para Worldwide Quarterly Mobile Device Trackers.

De hecho, Reith explica que la estimación de IDC es que “los envíos comerciales representen algo más del 80 % de todos los cascos de RA enviados en los próximos 5 años”.

A día de hoy se observa una fuerte inversión en áreas como la sanidad, la fabricación, el diseño y para los trabajadores de campo.

Entre cascos de realidad aumentada y cascos para la realidad virtual, los envíos anuales deberían crecer desde algo menos de 10 millones de unidades en 2016 hasta unos 100 millones de unidades en 2021.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor