Presentan Red Hat Exchange

Empresas

RHX está disponible para ayudar a los clientes a comparar, comprar y
gestionar aplicaciones open source de negocio.

Red Hat, el proveedor
líder mundial de soluciones de código abierto para la empresa, anunció este
viernes la disponibilidad de
Red
Hat Exchange (RHX)
.

RHX es un nuevo servicio que amplía la estrategia de la arquitectura open
source de Red Hat para incluir soluciones de aplicaciones empresariales
integradas de los partners de open source construidas sobre Red Hat Enterprise
Linux y el software de plataforma JBoss. Los clientes ahora tendrán acceso a
soluciones líderes de negocio de 14 partners de software de Red Hat, que van
desde la gestión de recursos del cliente y business intelligence hasta
mensajería y colaboración. Todas las soluciones se adquieren, se entregan y son
soportadas a través de un único acuerdo estándar de suscripción de Red Hat con
facturación consolidada que cubre por completo la aplicación.

En la web de RHX, los clientes tienen acceso a los perfiles de la aplicación,
las valoraciones de los usuarios y las revisiones, demos gratuitos y diferentes
opciones de compra de todas las aplicaciones online.

Red Hat se coordinará con sus partners ISV y proporcionarán a los clientes un
punto único de contacto para todas las cuestiones de soporte de todo el conjunto
que compone la aplicación.

“El objetivo de nuestra estrategia de arquitectura open source es ofrecer
flexibilidad y opciones a los clientes. RHX apoya este objetivo y redefine la
experiencia del software tradicional de negocio haciendo más sencillo la
evaluación, las pruebas, el despliegue y la gestión de las soluciones de open
source completas”, explicó Donald Fischer, vicepresidente de servicios online de
Red Hat.

Entre las soluciones y los partners RHX se encuentran líderes tecnológicos en
gestión de contenidos, gestión de relaciones con los clientes (CRM), plan de
recursos empresariales, mensajería y colaboración, business intelligence, bases
de datos, backup y recuperación de datos y monitorización de sistemas.

“Cuando los clientes pueden reducir al mínimo el número de fabricantes con
los que negocian y los números asociados de los contratos de soporte, ellos
pueden reducir la complejidad y, a menudo, los costes asociados a los contratos
de apoyo, por lo que además, reducen la complejidad y el coste asociado con la
gestión de cargas de trabajo”, comentó Al Gillen, vicepresidente de
investigación de software de sistemas en IDC. “Red Hat ha dado un paso adelante
para conseguir controlar la complejidad para sus clientes”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor