Red Hat: “OpenStack es pieza clave en nuestra estrategia”

CloudSistemas OperativosWorkspace
0 0 No hay comentarios

Según la mayor compañía de código abierto a nivel mundial, la arquitectura del futuro girará en torno a la nube híbrida. Es ahí donde la plataforma OpenStack jugará un papel fundamental para que las empresas puedan desplegar todo su potencial.

Red Hat ha pasado en poco tiempo de ser un desarrollador importante en el segmento de sistemas operativos Linux a jugar un papel protagonista en el ámbito del código abierto. Ya el año pasado se convirtió en la primera empresa basada en open source a nivel  mundial que superaba la barrera de los 1.000 millones de dólares en facturación, un importante hito teniendo en cuenta que su modelo de negocio no se basa en las licencias, sino principalmente en el soporte empresarial.

Durante el encuentro Red Hat Tour 2013, hemos tenido la oportunidad de charlar con Werner Knoblich, vicepresidente y director general de EMEA la compañía, que nos ha explicado los puntos principales dentro de su estrategia.

Para Knoblich, el futuro de los departamentos de TI pasa por adoptar la nube en su modalidad híbrida. “Es la arquitectura que predominará durante los próximos años ya que muchas empresas necesitarán mantener determinados recursos privados junto a otros hospedados por compañías especializadas en proporcionar servicios en la nube pública”.

OpenStack ha pasado a ser de vital importancia en la estrategia de Red Hat

El evento, que congregó ayer en Madrid a más de 500 profesionales entre clientes y partnes, ha coincidido con el lanzamiento de nuevas actualizaciones y servicios relacionados con la iniciativa OpenStack, de la que Red Hat ha sido partícipe desde sus primeros pasos. Es el caso del programa Early Adopter y el establecimiento de una Comunidad open source para desarrollar RDO, una distribución de OpenStack accesible para todo el mundo que mejorará notablemente la plataforma.

Asimismo, la compañía ha construido las bases de la nueva red de partners de soluciones de infraestructura cloud, íntimamente relacionadas con Red Hat OpenStack.

“Nuestro ecosistema de socios es fundamental para el negocio de Red Hat. Nuestro modelo no se basa en vender, sino en dar soporte tanto a clientes como a partners, así como en construir nuevas soluciones que combinen sus productos con los nuestros”, apuntaba Knoblich.

Red Hat, que ha mantenido tasas de crecimiento de dobles dígitos durante los últimos ejercicios (en 2012 se acercó al 20%), tiene clara su apuesta por la iniciativa OpenStack: “Gracias a estos despliegues en la nube híbrida las empresas pueden poner en marcha nuevos servicios en pocos minutos, cuando antes era necesario emplear días en los procesos. Todo ello manteniendo las exigencias en cuanto a privacidad y seguridad de los datos”.

Para conseguirlo, Red Hat propone que todos los recursos de hardware (físicos y virtuales) puedan ser gestionados íntegramente y de forma unificada por el propio sistema operativo Linux, “algo que favorece la reducción de costes con respecto a los sistemas tradicionales. El objetivo es controlar todo con la virtualización, desde los servidores a al almacenamiento, pasando por las redes”, finalizaba el ejecutivo de Red Hat.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor