Red Hat publica su primera distribución basada en OpenStack

CloudSistemas OperativosWorkspace

Aún en fase previa, la distribución Red Hat OpenStack permitirá construir y gestionar entornos de nube pública, privada e híbrida en base a código abierto.

Después de varios meses de trabajo intensivo de los ingenieros de Red Hat con el entorno OpenStack, sus responsables han anunciado un primer acercamiento en fase de pruebas para que los administradores puedan comenzar a desplegar sus propias plataformas de cloud computing en cualquiera de sus  modalidades.

OpenStack, una iniciativa creada por la NASA y RackSpace, ha calado hondo entre los grandes de la industria para centros de datos. En los dos últimos años se han ido adhiriendo a esta iniciativa compañías de la talla de IBM, HP, Dell o la propia Red Hat.

Básicamente, OpenStack es un compendio de software basado en código abierto que asegura una completa gestión de cualquier infraestructura como servicio (IaaS) compatible. Es ahí donde trabajan estos fabricantes de hardware, haciendo que sus sistemas de computación, almacenamiento y networking funcionen como un reloj a la hora de desplegar, escalar y gestionar cualquier tipo de recurso.

Por el momento, Red Hat OpenStack se puede solicitar en fase ‘preview’ de forma totalmente gratuita, aunque la compañía no proporciona ningún tipo de soporte. Para poder acceder a ella tan sólo será necesario contar con algún tipo de licencia del sistema operativo Red Hat Enterprise Linux, la capa de software desde la que funcionan todos los componentes de OpenStack.

openstack-software-diagram
OpenStack asegura la gestión de todos los recursos que componen el centro de datos para dar servicio a las aplicaciones cloud

Red Hat se unió a la fundación OpenStack en abril de este mismo año, por lo que la implementación se ha producido en tiempo record. Más aún, a día de hoy la mayor compañía de código abierto es el tercer contribuidor de esta iniciativa.

La realización ‘preview’ de Red Hat OpenStack está basada en la versión ‘Essex’, pero en un futuro  no muy lejano también soportará ‘Folsom’, que mejora notablemente su funcionalidad. Además, tal y como aseguran los responsables del proyecto, junto con la versión final se extenderán las capacidades con otros productos de Red Hat, como Red Hat Enteprise Virtualization, Red Hat CloudForms, Red Hat Storage y Red Hat OpenShift.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor