Registrar un dominio, cada vez más sencillo

OperadoresRedes

Hoy en día, cualquier persona, física o jurídica que tenga relación con
España puede registrar su dominio .es de manera automática. Esto era impensable
hace tan sólo dos años, cuando el elevado precio y los complicados pasos previos
situaban a nuestro país en los últimos lugares por número de dominios nacionales
asignados.

Hasta el pasado 2005, registrar un dominio .es era un proceso más costoso y
complicado que en el resto de países. Los interminables trámites y requisitos,
frente a la rapidez de registro de los dominios genéricos (.com, .org y .net),
unidos a la enorme diferencia de precios, dieron lugar a que, en octubre de
2004, se registraran en España 9.661 nuevos dominios genéricos y tan sólo 1.079
nuevos dominios .es. Mientras tanto, en Alemania, se registraban 10.346 nuevos
dominios .de y en Reino Unido, 97.236 dominios .uk.

Sin embargo, la puesta en marcha del Plan de Registro de Dominios ha
simplificado los trámites, permitiendo incluso registrarse on-line y reduciendo
el precio hasta un 70%. Este cambio de directrices por parte de la
Administración ha impulsado de manera asombrosa las cifras. De hecho, ya en
2005, los dominios .es pasaron de 85.309 a 298.600, cifra alentada también por
la obtención de la certificación para el procedimiento de registro ISO 9001:2000
de la Asociación Española de Normalización y Certificación
(AENOR), por la remodelación de la página web
y por la celebración del Día de Internet, en el cual el Ministerio regaló al
público 5.000 dominios.

Registrar un dominio

Con la liberación definitiva del .es, cualquier persona o empresa puede
registrarse con el nombre que desee, sin necesidad que éste se corresponda con
su propio nombre o con el de la empresa. Además, el usuario que crea poseer
derechos previos sobre un determinado dominio .es, puede acudir a los
proveedores acreditados para la resolución extrajudicial de conflictos, tal y
como se indica en la página web del Registro de Dominios
www.nic.es.

Los dominios asignados de manera automática son los .es, y los de tercer
nivel, los .com.es, los nom.es y los org.es, que tienen un precio inferior. Para
ello, únicamente hay que presentar la solicitud, disponible también on-line, y,
en el caso de estar libre el nombre elegido, se asignaría inmediatamente.

Esto representa un gran avance con respecto a la situación anterior, en la
que para registrar un dominio, el nombre debía corresponder con el de la empresa
o, en el caso de las personas físicas, con el de una marca previamente
registrada y propiedad del solicitante. Este trámite suponía una ralentización
del proceso y una limitación en la elección del dominio.

En cambio, para adquirir dominios .edu.es y .gob.es, se requiere una
verificación previa y un plazo de 24 horas para su registro. Estos dos últimos
están reservados para las Administraciones Públicas españolas y de Derecho
Público dependientes de ella, en el caso de .gob.es, y a las instituciones que
gocen de reconocimiento oficial cuyas actividades estén relacionadas con la
enseñanza o la investigación en España, en el caso de .edu.es.

Costes

El coste de registrar un dominio .es, es de 32 euros, así como su renovación,
que se lleva a cabo de forma anual. Los dominios de tercer nivel tienen un coste
de 13,50 euros, tanto la asignación como la renovación y los que requieren
verificación previa (.edu.es y .gob.es), de 35 euros.

Estos precios nada tienen que ver con los existentes en la etapa previa a la
entrada en vigor del Plan, cuando las tarifas eran de 110 euros de media para
los dominios nacionales frente a tan sólo 15 euros para los genéricos.

Dominios genéricos vs nacionales

Aunque ahora mismo el número de dominios nacionales supera el de genéricos,
lo cierto es que España sigue siendo novena en el ranking mundial de dominios
genéricos, alcanzando, en abril de 2006, la cifra de 801.471 registros .com,
.org y .net.

Desde el Gobierno ya se ha dado un primer paso para cambiar la situación y
ahora se abre una nueva etapa de trabajo para conseguir eliminar definitivamente
todas las trabas y provocar un cambio radical en las cifras, sobre todo teniendo
en cuenta el impulso que se le está dando a la sociedad de la información en
nuestro país.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor