Los reguladores de telecomunicaciones europeos no quieren una normativa común

OperadoresRedes

La propuesta de la Comisión de crear una regulación paneuropea está lejos de
conseguir la unanimidad.

Los reguladores de telecomunicaciones de los 27 países que integran la
Unión Europea han dado su visto
bueno a la propuesta de armonización de la normativa, pero han rechazado en
bloque la creación de una regulación común en el transcurso de una reunión que
tuvo lugar el pasado viernes 17 de febrero.

De esta manera, frenan la propuesta de la
Comisión
Europea
de crear un súper regulador europeo que suplantaría a los nacionales
en lo que respecta a la reglamentación sobre movimientos de concentración,
tarifas, inversiones y otras prácticas de un sector en plena efervescencia.

Para esta institución, las diferentes prácticas reguladoras de la Europa de
los 27 hacen más difícil el desarrollo paneuropeo de los operadores de
telecomunicaciones. Por este motivo, hace un año la comisaria de
Telecomunicaciones de la Comisión, Viviane Reding, propuso a los organismos
reguladores de cada país que dieran su opinión al respecto a esta autoridad
independiente, similar a la
FCC (Federal
Communications Commission)
estadounidense.

Ahora, dichos organismos estiman que la mencionada autoridad haría el mercado
europeo aún más complejo de abordar y controlar, pese a que apoyan la idea de
armonización, según señaló un portavoz del
European Regulators Group.

Por su parte, Reding señaló que el fracaso de esta iniciativa podría
llevarla a asumir ciertas competencias de los reguladores nacionales. La
comisaria comienza a exasperarse por las diferentes interpretaciones de las
directivas europeas que realiza cada país. Así, la forma en que el estado
alemán protege a
Deutsche
Telekom
de la regulación en el sector de la fibra óptica es un ejemplo
sintomático de ello.

Fuente
original

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor