Reino Unido invierte en DNIs electrónicos y se olvida de los lectores

Empresas

Cual capítulo de Mr. Bean o Benny Hill podría catalogarse el ejemplo que ha dado el gobierno británico con el desembolso de más de 5.100 millones de euros en la implementación de su NIC (National Identity Card) lo que viene ser el DNI inglés. Las tarjetas, de alta tecnología, tendrán medidas de seguridad biométricas así como un chip en el que se almacenará la información. Lo más curioso del tema es que no han realizado pedido de ninguna unidad lectora.

Según Richard Clayton, experto en seguridad de la Universidad de Cambridge, sin un lector, el sistema biométrico de que disponen las tarjetas y une de forma exclusiva a cada persona con su tarjeta es inútil. El sistema que han implementado es almacenar los datos biométricos de cada huella dactilar y facial en el chip por tanto, si no hay lector no se puede comprobar la identidad mediante el sistema de la misma.

Meg Hillier, ministra británica ha justificado el hecho afirmando: “Hemos dicho siempre que lanzaremos de forma incremental el sistema. La tarjeta no será tan útil como podría hasta que no tengamos una gran cantidad de ellas circulando. No hay previsto de cara al futuro inmediato que el gobierno indice directamente a alguna organización o a alguien que compre el lector.”


vINQulos
DailyTech

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor