Reino Unido vigilará la publicidad en redes sociales

Empresas

Los anunciantes comprobarán los comentarios sobre sus productos y se podrán eliminar links a páginas con contenido prohibido

A estas alturas ya nadie pone en duda la enorme importancia que ha adquirido en los últimos años la publicidad online. Sus efectos y sus cifras de negocio han motivado que la ASA británica (Advertising Standards Authority), entidad competente en materia de regulación publicitaria, se haya decidido a dar un paso adelante en la definición de estándares y límites en la promoción online, similares a los que ya regulan la publicidad en el resto de medios de comunicación.
Según las nuevas disposiciones, se comprobará tanto la publicidad tradicional en web como la dirigida a redes sociales, con el nivel de control que esto implica para los anunciantes, tal y como recoge TechCrunch. Las marcas podrán decidir qué comentarios se permiten o se eliminan de sus espacios en Facebook e incluso YouTube.
El coste de esta “policía publicitaria” se eleva significativamente cuando se trata de controlar un flujo de opiniones tan intenso, pero Google parece dispuesto a contribuir a la causa mediante la aportación de 200.000 libras, antes de decidir su adhesión definitiva a este nuevo sistema.
La duplicación en el número de quejas hacia la publicidad online, sobre 4.500, tiene mucho que ver en esta iniciativa que, según la ASA, “tiene por objetivo la protección de los niños y consumidores”. Las nuevas normas comenzarán a aplicarse en el Reino Unido a partir del próximo mes de marzo. La ASA podrá a partir de entonces solicitar la sustitución de anuncios de páginas que alberguen contenido que haya sido prohibido, por un anuncio propio que señale a los anunciantes “rebeldes”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor