Las relaciones entre EE.UU. y China sufren por la piratería

Empresas

Las quejas presentadas ante la OMC por el gobierno de Bush con respecto a la
piratería china ?dañarán sustancialmente? a la cooperación bilateral entre ambos
países.

La vicepresidenta de la Administración china Wu Yi, responsable del diálogo
económico entre su país y Washington, ha respondido ayer al hecho que el
gobierno de los Estados Unidos presentó a principios de este mes dos casos ante
la Organización Mundial
del Comercio
(OMC), reclamando que Pekín no está haciendo lo suficiente para
castigar a los que realizan copias ilegales de películas y música.

Según los Estados Unidos, estas restricciones a la piratería son
fundamentales para la importación de productos de la industria del ocio y
entretenimiento al mercado chino.

La vicepresidenta ha sido dura en su contestación, realizada en un foro sobre
el derecho de la propiedad intelectual celebrado en Pekín y recogida por
ZDNet:
“El representante de los Estados Unidos en esta institución ignora absolutamente
las medias que se están tomando en China”. Para Yi, la acción del gobierno
norteamericano “choca con el acuerdo existente entre los dos líderes de nuestros
países de proponer el diálogo para la resolución de las disputas”. La
Administración china ha tomado la iniciativa norteamericana especialmente mal,
ya que se trata de la primera vez que un miembro del OMC toma la decisión de
presentar dos casos simultáneamente contra otro miembro.

“Tendrá un impacto totalmente negativo e inevitablemente dañará
sustancialmente a las relaciones bilaterales en la cooperación en materia de
propiedad intelectual [?] El gobierno chino está extremadamente insatisfecho
por lo ocurrido, pero trabajaremos en una respuesta acorde con las reglas que
rigen la OMC y la daremos continuidad hasta el final”, concluyó.

La extensión de la práctica de realizar copias ilegales tanto de películas
como de música y de software en China ha molestado en Washington, dónde muchos
oficiales y abogados del Estado culpan a la piratería de una parte del déficit
considerable del país. Para acentuar el problema, en Pekín ya ha salido a la
venta Spiderman3 -dos semanas antes de su estreno oficial?.

El pasado lunes, China mostró su determinación para acabar con el problema de
piratería realizando un plan para la protección de la propiedad intelectual. Se
trata de un borrador de 14 leyes sobre la definición del derecho de propiedad
intelectual, el ejercicio de este derecho y unas explicaciones y pautas
administrativas para el tratamiento, debido a los casos de violación del
derecho.

En este sentido, Wu defendió la actuación de su gobierno contra la piratería
dando a conocer datos sobre los arrestos llevados a cabo por infringir las leyes
a este respecto, aunque también admitió que todavía les queda mucho trabajo por
hacer: “Hasta el momento, el peso con el que debe cargar China es pesado y el
camino es largo, dado que tiene poca propiedad intelectual propia, es poco
competitiva, tenemos discusiones continuas sobre la piratería y existe una gran
cantidad de productos falsificados [?] Resulta barato hacer buenas copias y muy
caro proteger los derechos de autor y la sociedad como conjunto no es consciente
del problema”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor