Renovarse o morir: el dilema de las empresas españolas con la crisis

Empresas

Ángeles Carsi, CEO en la agencia de marketing digital websa100, analiza el comportamiento que adoptan las empresas para esquivar la crisis en nuestro país lo mejor posible.

La quiebra de Lehman Brothers, en septiembre de 2008, fue un hito que muchos expertos consideran el inicio de la crisis económica internacional, que en España ha tenido especial calado. Este periodo de tiempo, que abarca ya seis años, ha generado numerosos cambios en las empresas de nuestro país, que un reciente estudio acaba de analizar.

En el Observatorio sobre la función directiva, como así se denomina, encontramos informaciones significativas en torno al grado de afección y los cambios sufridos en las empresas. De hecho, la mayoría de las mismas reconoce haber realizado modificaciones significativas “en los últimos años”. Un cambio que las ha convertido en más competitivas.

En este sentido, es obligatorio comentar el impacto de la crisis en éstas. Y es que las mismas reconocen que éste ha sido “fuerte” en el 72 por ciento de los casos. De igual manera, la coyuntura de crisis ha provocado que un 81 por ciento de las organizaciones consultadas hayan realizado durante estos años cambios significativos, que se dirigían a mejorar su productividad.

Entre éstos, modificaciones en la estrategia empresarial (el 78 por ciento de los encuestados reconoce haberlos llevado a cabo), en la organización (72 por ciento) y en los aspectos comercial y de marketing han sido las principales líneas abordadas, las cuales han sido sustancialmente reforzadas. Y es que, además de llevar a cabo restructuraciones internas, las empresas son conscientes de la importancia que tiene el marketing dentro de la organización, estructurando un departamento o contratando a empresas de marketing online o tradicional.

En este sentido, hay que señalar que los cambios han generado resultados positivos en la mayoría de éstas y que sus estrategias han ido dirigidas a líneas concretas. Así, el lanzamiento de nuevos productos (65%), el cambio de procesos (64%) y los cambios en el organigrama (64%) han sido las principales. Sin embargo, las más eficaces han sido el aumento de la actividad e inversión (76%), la reubicación de las instalaciones productivas (75%), la refinanciación de la deuda (75%).

Estos datos constatan que la mayoría de las organizaciones que constituyen el tejido empresarial de nuestro país se han reinventado para sobrevivir. Y es que durante la crisis más de la mitad de las empresas de nuestro país han reducido su volumen de facturación, siendo los sectores más afectados la construcción, el sector de comunicación y audiovisual, las infraestructuras, el inmobiliario, la consultoría, la publicidad y marketing el de los seguros.

En esta línea, un 83 por ciento de los encuestados señala que los cambios en sus organizaciones van a continuar, ahora que la crisis está atisbando su final. Sin embargo, no todo han sido malas noticias para las empresas españolas. Y es que un tercio de las mismas ha conseguido aumentar su facturación durante estos años.

¿Cuáles han sido las claves? Muchos nos hemos hecho esta pregunta. Pero el interrogante tiene fácil respuesta:  el aumento de la actividad de inversión, la contratación de personal, la inversión e innovación, la internacionalización de la empresa o la reubicación de las instalaciones productivas han sido los principales cambios realizados por ellas durante este periodo. Unos datos que nos hacen reflexionar y nos ayudan a divisar los secretos del éxito empresarial.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor