Respecto a las caídas en The Inquirer del fin de semana

Empresas

Muchos de vosotros seguramente os dísteis cuenta de que The Inq estuvo inaccesible durante buena parte del fin de semana, algo que se debió a un fallo involuntario al sincronizar servidores y que causó ese efecto no deseado. Nuestras disculpas, por supuesto.

Hemos estado investigando las razones del ‘apagón’ que sufrimos durante esas horas, y no hubo ningún ataque de por medio – afortunadamente -, sino que la razón esencial fue un error en la sincronización de los servidores que permiten servir las páginas que leéis a diario. Ese error provocó que la página de The Inquirer ES apareciera en blanco, y no pudiéramos recuperar el ritmo hasta detectar el fallo y solucionarlo.

Desde estas líneas querría disculparme tanto en mi nombre como en el del resto del equipo de The Inq – Diana, Juan y Jesús – así como en el de NetMediaEurope, por las molestias e inconvenientes que esto haya podido causaros. Esperamos que no vuelva a ocurrir.

Saludos,

Javier Pastor

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor