Resucitan del olvido al primer visionario de Internet

Cloud
0 0 1 comentario

Se llama Paul Otlet, era belga y en 1934 dibujó el esquema de una red global de ordenadores (o “telescopios eléctricos” como él los llamaba) que permitiese a la gente buscar y navegar por millones de documentos entrelazados.


Otlet describía incluso como la gente podría utilizar los dispositivos para mandarse mensajes entre ellos, compartir archivos y formar redes sociales en línea. Él llamó a todo este invento un “réseau” que podría traducirse perfectamente como “red”.
Sin embargo, los historiadores suelen establecer los orígenes de la World Wide Web en una serie de inventores anglo-americanos como Vannevar Bush, Doug Engelbart y Ted Nelson. Pero más de medio siglo antes de que Tim Berners-Lee lanzase el primer navegador Web en 1991, Otlet describió un mundo interconectado donde “cualquiera, desde su sillón, pudiese contemplar toda la creación”.
En la actualidad, el trabajo de Otlet está bastante olvidado, incluso en su país natal, Bélgica. Aunque Otlet fue bastante conocido en su época, su legado fue enterrado víctima de la mala suerte y las circunstancias históricas (sobre todo porque la marcha nazi sobre Bélgica destrozó parte de su trabajo).
Hace unos años, sin embargo, un grupo de investigadores empezó a desenterrar del olvido a este científico, reeditando sus escritos y recaudando dinero para abrir un museo y un archivo en Mons (su ciudad de nacimiento).
La entrada que hay de él en la Wikipedia lo señala como el fundador de la ciencia de la Bibliografía y de la Documentación.

vINQulos
International Herald Tribune

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor