Cisco basa su crecimiento en el sector sanitario

Empresas

Aunque la compañía se caracteriza por vender sus productos a empresas de
telecomunicaciones, su mayor crecimiento lo está registrando últimamente en un
área diferente: los hospitales.

Tradicionalmente, Cisco Systems ha
vendido sus routers y switches a compañías de telecomunicaciones, aunque desde
hace algunos años la compañía ha ampliado su negocio y también comercializa
estos productos en el sector de sanidad, entre los hospitales y aseguradoras
médicas.

Un sector al que el fabricante le ha otorgado tal importancia que, en 2005,
creó un área de negocio centrada en dicha materia, para la que, desde entonces,
ha diseñado una amplia gama de equipamiento.

Así, el director de la división de salud de Cisco, Jeffrey Rideout, afirmaba
en una entrevista concedida a
Reuters:
“Está creciendo a un ritmo más rápido que todo Cisco en su conjunto y que la
propia industria. Hemos doblado nuestras ventas en los dos últimos años”.

Si bien la compañía no ha concretado los resultados financieros de este
segmento, Rideout ha afirmado que los ingresos anuales superan sobradamente los
mil millones de dólares (unos 740 millones de euros), sobre un total de ventas
de 35.000 millones de dólares (25.928 millones de euros) en el conjunto de la
compañía.

Además, el directivo prevé aún más crecimiento en esta división, en la medida
en que los hospitales vayan instalando la tecnología wireless y que Cisco se
asocie con los fabricantes de dispositivos médicos para asegurar que se puedan
compartir más datos basados en las redes IP.

Dichas redes, según el responsable de Cisco, pueden ayudar a reducir los
costes de administración, así como a mejorar la productividad. Si a esto se une
el envejecimiento de la población en gran parte del mundo industrializado, los
hospitales tienen un gran potencial ante ellos.

Paralelamente, junto con el equipamiento de redes estándar, Cisco ofrece a
los hospitales dispositivos para enviar y controlar datos relativos a la salud
de forma electrónica, y su sistema basado en Internet ayuda a los hospitales a
monitorizar el equipamiento médico y responder rápidamente a las llamadas de las
enfermeras.

Al mismo tiempo, la compañía proporciona su tecnología de vídeo-conferencia
en Helth Presence, un sistema de conferencias en tiempo real que pone en
contacto a pacientes, médicos e intérpretes, permitiendo mejorar la oferta de
los cuidados sanitarios, así como ofrecer un mayor acceso a la gente que se
encuentra en áreas remotas.

Mientras que otros rivales de la compañía, como
Nortel y
Juniper también comercializan sus
productos a compañías de sanidad, la ventaja de Cisco reside en “su magnitud y
su experiencia de conseguir partners” como
GE Heathcare, de
acuerdo con Rideout.

Para el directivo, estos acuerdos son cruciales para asegurar que los datos
de dispositivos como los que miden la presión sanguínea o las máquinas de rayos
X son convertidos en formato digital y enviados por una red basada en IP. Por
este motivo, la compañía piensa ampliar estas alianzas con otros fabricantes de
dispositivos médicos en un futuro no muy lejano.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor