Resumiendo 2013 en quince nombres tecnológicos

Empresas

El año que estamos a punto de despedir será recordado por las revelaciones de Edward Snowden, la retirada de Steve Ballmer y la inventiva de Elon Musk, entre otros protagonistas.

La cuenta atrás ha comenzado, y es imparable. En menos de una semana estaremos despidiendo 2013 y dando la bienvenida a otro año para el que se esperan grandes cosas por parte de la industria tecnológica. ¿Por ejemplo? 2014 tiene que ser el momento en el que nos veamos las caras, por fin, con un teléfono móvil gobernado por la distribución Linux Ubuntu, y otro con Tizen. También será dentro de poco cuando se desvele el primer televisor webOS de LG, que se ha propuesto reconvertir un software que en su vida anterior estaba asociado a smartphones y tabletas. Compañías como Box se aventurarán a cotizar en Bolsa. La compra de Nokia por Microsoft quedará zanjada. Y, si todo va según lo previsto, Google debería comenzar a comercializar sus gafas de realidad aumentada Google Glass.

Pero antes de que todo esto suceda, en Silicon News hemos querido echar la vista atrás para recordar cuáles han sido los momentos clave de la industria tecnológica en los últimos doce meses. Y no lo hacemos a través de los propios eventos, sino de las personas que están detrás de ellos. Esas personas que se han ganado a pulso ser nombradas como personajes tech de 2013.

El primero de ellos es el ex-analista de la CIA Edward Snowden, que destapó el programa de vigilancia PRISM comandado por la Agencia de Seguridad Nacional de los Estados Unidos (o NSA por sus siglas en inglés) a nivel mundial, y que ha salpicado a empresas y Gobiernos a un lado y otro del charco. Si bien Snowden no pertenece a ninguna de estas corporaciones y parte de las implicaciones del caso son políticas, ha puesto en jaque la propia confianza de los ciudadanos sobre el uso de servicios de Internet. Con motivo de la celebración de la Navidad, se ha animado a dar un discurso en favor de la privacidad. “La privacidad es lo que nos permite determinar quiénes somos y quiénes queremos ser”, ha dicho, añadiendo que, si los gobiernos “realmente quieren saber cómo nos sentimos, preguntar siempre es más barato que espiar”.

Habrá que ver qué nos depara el futuro como sociedad tecnológica y también cómo se portará éste con el propio Snowden, que satisfecho con el debate generado ha declarado que su misión ya está cumplida.

Otro hombre que nos hará recordar 2013 es Steve Ballmer, ya que éste ha sido el año en el que ha anunciado su retirada tras más de una década al frente de Microsoft y, por lo tanto, también habrá sido la última vez que se le haya visto desempeñar muchas de las tareas propias de un CEO. ¿Cuáles? Sin ir más lejos, aparecer por la conferencia Build y animar el ambiente (¿quién no recuerda su ya legendaria frase “desarrolladores, desarrolladores, desarrolladores”?). Mucho se ha especulado sobre quién será el hombre (parece que nada de mujeres) que lo sustituirá: ¿Satya Nadella?, ¿Stephen Elop, ¿Tony Bates?, ¿Alan Mulally?, ¿Steve Mollenkopf? El director independiente de la Junta directiva, John W. Thompson, ha adelantado que la búsqueda ha quedado reducida a veinte candidatos “extremadamente impresionantes”. Eso sí, tenemos que esperar a “la primera parte” del año que viene para conocer al elegido. Ése será ya un protagonista a tener en cuenta para la lista de 2014.

El tercer puesto, sin lugar a dudas, se lo otorgamos a Elon Musk por su torrente imaginativo y sus continuas innovaciones que le han valido el título del nuevo Steve Jobs por encima de un Tim Cook, a quien le tocaría dicha mención simplemente por el cargo que ocupa dentro de Apple y también de Jeff Bezos, que en numerosas ocasiones ha sido señalado como su digno heredero. Musk nos ha sorprendido a todos este año con el método de transporte Hyperloop, que en teoría permitiría recorrer el trayecto que separa las ciudades de Los Ángeles y San Francisco (aproximadamente 560 kilómetros) en menos de 30 minutos. El billete tan sólo costaría 20 dólares. Suena bien, ¿no? Ahora hay que ver quién es el valiente que se atreve a ponerlo en práctica. Mientras tanto, este miembro de la Mafia de PayPal ha continuado con sus tareas en la empresa de lanzaderas espaciales SpaceX, la de vehículos eléctricos Tesla Motors y la de productos fotovoltaicos SolarCity, entre otras de sus actividades.

Más allá de Snowden, Ballmer y Musk

Más allá del top 3, hay gente que ha destacado por muy diversos motivos. El propio Jeff Bezos ha dado la nota con dos decisiones. Por una parte ha comprado el mítico periódico The Washington Post por 250 millones de dólares, tras 80 años en manos de la familia Graham. Por otra, pretende desarrollar una flota de drones para sustentar el programa Amazon Prime Air de envío veloz de paquetes. Siguiendo con los robots, hace poco se ha desvelado que Andy Rubin dejó su puesto al frente de Android en manos de Sundar Pichai para trabajar en la construcción de androides, uno de los grandes sueños de la humanidad y de Google. También ha dejado su puesto, pero en su caso para irse fuera de la compañía de Mountain View, el que fuera vicepresidente de producto para Android Hugo Barra. Su nueva casa es Xiaomi, en un movimiento que da buena cuenta de la pujanza de los fabricantes chinos en materia de smartphones… que seguro darán para hablar largo y tendido en 2014.

En Apple, uno de los nombres destacados ha sido Jony Ive porque ha podido plasmar su visión de lo que debería ser el santo y seña de los productos de la manzana mordida a través del profundo rediseño de iOS 7. Esto es, proclamando un sonoro ¡adiós skeumorfismo!

También entran en nuestra lista Michael Dell y, cómo no, el inversor Carl Icahn que protagonizaron uno de los culebrones más intrincados de 2013 a cuenta de la salida de Dell de Bolsa. Al igual que BlackBerry, que al final optó por cesar a Thorsten Heins como CEO para poner a John S. Chen en su sitio. Éste no ha tenido mucho tiempo para provocar expectación pero, ¿quizás consiga enderezar el rumbo de la atribulada compañía canadiense y convertirse por méritos propios en una de las figuras de 2014? Lo veremos. En una posición similar se encuentra Jason Chen, tercer CEO de Acer en tan sólo mes y medio tras las sucesivas renuncias de J.T. Wang y Jim Wong; y en otra bien distinta está Jack Dorsey, que en 2013 ha visto como su gran creación, Twitter, seguía la dirección contraria a Dell y saltaba al parqué de Wall Street con el pie derecho. Su otra niña mimada, Square, podría hacer lo propio en unos meses. Dorsey ha sido noticia además por unirse a la Junta de Disney.

En el capítulo de transacciones hay tres figuras que destacan sobre el resto. David Karp y Uri Levine (junto a sus compañeros Ehud Shabtai y Amir Shinar) han vendido sus compañías, Tumblr y Waze, por cifras cercanas a los 1.000 millones de dólares; mientras que Evan Spiegel y Robert Murphy han copado titulares por negarse a vender Snapchat a Facebook. En el de los regresos encontramos a Kim Dotcom y Mega, un servicio de alojamiento de archivos surgido de las cenizas de Megaupload. Y por último, en el de las despedidas, aparte de al padre del ratón Doug Engelbart que murió el pasado verano a los 88 años de edad, se encuentra el co-fundador de Reddit Aaron Swartz, que cometía suicido con tan sólo 26 años hace ahora casi un año.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor