Reto Microsoft: Neutralizar sus emisiones de carbono antes de verano

CloudDatacenterGreen-ITInnovación

Concidiendo con el inicio de su próximo año fiscal, el 1 de julio, el gigante de Redmond espera haber reducido su huella ecológica hasta mínimos históricos.

Microsoft se ha propuesto muy seriamente reducir su huella ecológica y está intentado neutralizar a marchas forzadas las emisiones de carbono de sus centros de datos, laboratorios de software, transporte aéreo y edificios de oficinas.

Tanto que el próximo 1 de julio, fecha que marca el inicio del próximo año financiero de la compañía de Redmond, el objetivo debería estar cumplido.

“Trabajar en asuntos relacionados con el uso energético y el cambio ambiental ofrece una gran oportunidad para marcar la diferencia en el mundo. Es lo que hay que hacer. Y también es una oportunidad para promover un cambio positivo”, ha declarado el jefe de operaciones de Microsoft, Kevin Turner.

El directivo ha explicado que de cara a reducir su impacto medioambiental, han decidido que cada unidad de la empresa sea responsable de ahora en adelante de su uso particula de energía y de la cantidad de carbono que genera. Esto significa que las divisiones serán recompensadas ​​por el aumento de su eficiencia energética o la inversión en fuentes renovables con las que sumarse al carro de las tecnologías verdes.

Turner no ha evitado entonar el “mea culpa” y ha reconocido que, históricamente, Microsoft ha fallado como líder de iniciativas de este tipo. De hecho, a lo largo de los años el gigante del software ha sido regañado por las asociaciones ecologistas por usar materiales como el carbón o el petróleo para alimentar sus operaciones, especialmente en aquellas instalaciones que albergan tareas de cloud computing.

Es por eso que Greenpeace recibe con recelo la promesa de Microsoft. “La pregunta ahora es si su ambición va a generar una transformación de verdadero impacto en el mundo real, como sería de esperar de un gran líder del sector de TI”, comenta el grupo, tal y como recoge The Guardian.

Por su parte, la compañía ha señalado que antes de este anuncio ya había puesto en marcha otros esfuerzos por volverse más respetuosa yque  la Agencia de Protección Ambiental la clasifica como tercer mayor cliente de energía verde de los Estados Unidos. Se calcula que, a día de hoy, Microsoft obtiene el 46% de su energía a partir de fuentes renovables.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor