Rhapsody echa el cierre a Napster

Cloud

Trece años después de su puesta en marcha, acaba de producirse el final para Napster, un servicio que marcó una época en la historia de la música online y el intercambio de archivos P2P.

Napster fue ganando en popularidad desde su estreno en 1998 de la mano de Shawn Fanning, pero tres años más tarde se vio afectado por las denuncias que interpuso contra ellos la RIAA, el organismo que se encarga de velar por los derechos de la industria musical en Estados Unidos.

Un año después del varapalo judicial, la compañía fue adquirida por Bertelsmann, multinacional alemana de medios de comunicación, pero la empresa no fue capaz de levantar Napster y finalmente la marca acabó en manos de Roxio.

Sus nuevos dueños utilizaron la marca Napster para relanzar PressPlay, un servicio de alquiler de música por suscripción que habían comprado a Sony y Universal en 2003, pero tampoco obtuvieron resultados positivos y la marca acabo pasando en 2008 a manos de Best Buy, una red de grandes almacenes especializada en productos electrónicos.

Por último, el mes pasado se produjo la compra de Napster por parte de Rhapsody, un servicio de alquiler de música que ha utilizado la mítica marca para hacerse con su cartera de clientes y darle acto seguido la puntilla.

vINQulos

The Register

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor