RideWith, la plataforma de Google para compartir coche ya está en fase de pruebas

Cloud

Cuando las protestas hacia las plataformas de transporte colaborativo van en aumento, Google ha decidido lanzar RideWith, su propio servicio para poner en contacto a conductores y pasajeros que compartan el mismo trayecto, pudiendo viajar en el mismo vehículo y así reducir gastos.

ridewith

RideWith, la apuesta de Google por las plataformas de transporte, ya se encuentra en fase de pruebas y beta privada en Tel-Aviv, Israel, aunque no de momento no existen garantías de que llegue a operar algún día a nivel mundial.

Hace uso del sistema de navegación e información de Waze, la aplicación de origen israelí asistida por GPS, que provee indicaciones sobre el tráfico en tiempo real y que fue adquirida por la compañía hace dos años.

Aunque no se conocen demasiados detalles sobre la plataforma, Google ha adelantado que no se trata de una plataforma de transporte privado como el caso de Uber, si no que, siguiendo más el modelo de BlaBlaCar, los conductores que tengan que realizar un determinado trayecto podrán ponerse en contacto con otros pasajeros que deseen hacer también esa ruta, y entre todos pagarán los gastos de desplazamiento.

Los conductores tan sólo podrán realizar dos trayectos al día, y recibirán directamente el dinero de los pasajeros. Se sabe también que su funcionamiento se basará en Waze para determinar los trayectos más frecuentes de los conductores y “emparejarlos” con usuarios buscando un vehículo que vaya en esa dirección, diferenciándolo de BlaBlaCar en la automatización del proceso de búsqueda.

Con el reciente cese de servicios de Uber en Francia y toda la polémica que rodea a dicha empresa, hay muchas preguntas acerca de la legalidad de este tipo de plataformas, pero al menos en teoría, existe una diferencia fundamental entre Uber y otras compañías como BlaBlaCar. Mientras la primera funciona como un servicio de taxi paralelo, cobrando a pasajeros por carrera y lucrándose tanto conductores como Uber, en el caso de RideWith o BlaBlacar, se limitan a poner en contacto a pasajeros y conductores para compartir gastos de un viaje, sin que exista beneficio económico alguno por ello.

De esta forma el conductor de RideWith se alejaría del polémico conductor privado bajo demanda, de plataformas como Uber.

vINQulos

Haaretz

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor