Roaming… ¿Escandalosamente caro?

OperadoresRedes

FACUA denuncia los precios en itinerancia de las operadoras; Vodafone, una de las señaladas, explica a Silicon News la otra cara de las tarifas roaming.

Con la llegada de los primeros rayos del verano y con el afianzamiento de los planes de vacaciones, surgen las primeras dudas sobre si llevar o no el teléfono móvil a la playa. Los dolores de cabeza asociados a las facturas preocupan a los consumidores, pero también a las operadoras de telecomunicaciones.
¿Es el roaming uno de los temas del verano? “Evidentemente es un tema recurrente”, reconocen desde comunicación de Vodafone España, una de las compañías a las que FACUA más ha nombrado esta semana en sus diferentes acusaciones sobre los pagos excesivos que los españoles hacen de telefonía móvil cuando deciden llevarse el terminal de vacaciones.
Según las estimaciones de la asociación de consumidores, que ha pedido tarifas máximas reguladas en Internet móvil en roaming, el acceso a la red desde el extranjero es, podría decirse, escandalosamente caro. “Los pocos más de 50 minutos de un episodio de Amar en tiempos revueltos (visto en la web de RTVE) son 298,8 Mb que suponen hasta 3.466, 08 euros”, acusa el organismo sin señalar el nombre de la compañía responsable de este precio final.
FACUA acusa a las operadoras de no informar lo suficiente a los usuarios y, sobre todo, de cobrar muy por encima del euro máximo mayorista impuesto por Europa.
La Unión Europea sólo ha regulado el precio mayorista, es decir, el que se pagan las operadoras las unas a las otras por ofrecer el servicio en roaming, como explica a Silicon News el responsable de roaming de Vodafone España, Stefano Giachini, que se ha establecido, como también señalaba la asociación en un euro por mega descargado.
La compañía cuenta con varias tarifas específicas que permiten al cliente de Vodafone controlar su gasto en navegación en el extranjero, como recuerda Giachini. Así, por 12 euros al día (24 horas que no tienen porque corresponderse al día natural, sino que acaban cuando se cumpla ese período desde que el usuario se conecta por vez primera), el cliente de Vodafone España puede acceder a la red desde su ordenador con el módem móvil de la compañía, con un máximo de 50 megas en descargas.
Descargarse el correo móvil en el terminal sale por 5 euros al día con un máximo de 10 megas y navegar desde el móvil por los mismos 69 céntimos que hacerlo en España (pero con un límite menor, dos megas), siempre que el usuario esté en Vodafone Passport y pague por tanto los 0,99 céntimos de cuota por cada una de estas conexiones.
Si Vodafone España tiene que pagar un euro por mega y en total permite una mayor cantidad de uso, ¿no sale a pérdidas, teniendo en cuenta el resultado de multiplicar ese número de megas por un euro? Giachini responde con sinceridad y con un ejemplo sencillo. “Cuando vas a un buffet libre, no te comes todo lo que hay en la fuente”.
Passport
Passport es la estrella de la corona de Vodafone en tarifas roaming… y su último motivo de batalla. FACUA ha llevado a Competencia una oferta que juzga más cara que la Eurotariff y que, acusa, utiliza una publicidad engañosa para llegar a los clientes. Vodafone señala que sus precios específicos para llamar desde el extranjero son “opcionales” que sí cumple, prometen, el ahorro que asegura.
“Por defecto a cada nuevo cliente le damos la Eurotariff“, explica Giachimi, que recuerda que es el propio consumidor el que debe darla de alta, asegurando  que el cliente ve en la tarifa unos beneficios. La previsibilidad, sostiene, es una de ellas, porque los usuarios “no conocen las tarifas” en itinerancia. “El beneficio económico” es el otro, afirma, ya que en los países de la eurozona permite ahorrar en llamadas largas frente a la tarifa europea.
De hecho, los usos y costumbres de unos y otros consumidores son diferentes. “Los clientes passport hacen llamadas más largas que los de las tarifas reguladas”, explica Giachimi, que reconoce que el uso del móvil en itinerancia ha crecido, “sobre todo desde que hemos lanzado la tarifa  Passport”.
En España, la mitad de los usuarios que hacen roaming tienen Passport. 35 millones de clientes globales de Vodafone se han pasado a la tarifa.
Alarmismo y desconocimiento
Aunque reacio a valorar más allá de sus propias cifras, Giachimi concede finalmente que sí, “a veces hay alarmismo” sobre cuánto va a salir la factura del mes de verano.
Más claro es cuando se le inquiere sobre si existe o no un desconocimiento sobre el coste que supone para las operadoras ofrecer un servicio en roaming. “Efectivamente, hay desconocimiento”, asegura.
“Cuando haces una llamada desde París, utilizas una red que no es la nuestra”, ejemplifica, señalando que en total se usan tres redes (la del operador del país en el que está el usuario, “la nuestra” y la de los carriers intermedios que gestionan el tráfico). “Hay costes sobre dos o tres redes distintas”, explica.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor